Arquiste Parfumeur- Profundas, profundas raíces

foto: Gentileza Arquiste             fotógrafo: Ilan Rabchinskey

Esta semana tuve la muy agradable oportunidad de intercambiar algunas palabras con Carlos Huber,  arquitecto nacido en Ciudad de México y especializado en preservación histórica. 

Carlos es  el creador y curador de Arquiste, una línea inspirada por la Historia y que encuentra la mayor parte de sus motivos en el rico pasado de México y EspañaArquiste fue lanzada el año pasado y se convirtió en una de las novedades más celebradas de 2011.

La idea de esta entrevista me alegraba doblemente: en parte por mi afición a los perfumes históricos y en parte porque me interesaba conocer mejor este valioso aporte latinoamericano a la industria de la perfumería.

Siendo arquitecto ¿Cómo fue que decidiste adentrarte en el universo de los perfumes?

Después de tomar cursos con el célebre perfumista mexicano Rodrigo Flores-Roux (el único latinoamericano trabajando actualmente en el mercado internacional de fragancias finas), me di cuenta que para mí, el mundo de los perfumes era algo más que una afición o un  hobby. Vinculaba mucho a los aromas con la memoria y la alusión a lugares y momentos específicos. Quería combinarla con mi estudio y carrera como restaurador para crear una experiencia fuera de lo común; mi idea era que a través de los sentidos se podía interpretar e incluso restaurar una anécdota especifica, aunque fuera lejana…

¿Percibís que tus raíces Hispánicas influyen de alguna manera en tu relación con los aromas?

Desde luego; tengo una afinidad por la tradición española de aguas de colonia a base de flor de azahar, aguas frescas de lavanda y otro tipo de fougéres. Soy gran fan de todos los productos clásicos del grooming masculino. Me gustan esas colonias viejas de barbería clásica, y creo que aprendí a poner atención a los ‘aromas’ gracias a mis abuelos, que siempre iban muy formales, muy tipo “Señor” latino.

Además, México es un país muy rico donde todos los sentidos están siempre entretenidos. Las flores mexicanas son la aportación mas grande de nuestro país al mundo de los olores ¿Qué sería de la perfumería francesa sin el nardo mexicano?

¿Qué perfumes o aromas de tu infancia recordás?

Creo que la memoria es algo muy curioso: puede ser selectiva o para nada. Para mí, la infancia es una mezcla entre el Agua de Colonia Sanborns que mis padres me compraban (una colonia de flor de naranjo muy limpia y ‘normalita’ típica en México), y los olores de la Ciudad de México, que tiene para mí una mezcla de olores muy especiales: el olor de las tortillerías, de los eucaliptos que se encuentran por toda la ciudad, del nardo en las florerías, del pan dulce de panadería, del trompo de tacos al pastor de una taquería, y de las gardenias que se venden en manojitos en las calles. Incluso el olor de los productos de limpieza que se usan en suelos y calles es muy particular.    

 ¿Cuál de las fragancias de Arquiste resultó más complicada de crear y por qué?

Anima Dulcis está basada en mi tesis de restauración, que es un plan maestro para un convento abandonado del Centro Histórico de la Ciudad de México, el Ex-Convento de Jesús María. En cuanto a información, la investigación nos había dado información muy precisa en cuanto a materias e ingredientes: los materiales de construcción del convento (las vigas de cedro y los muebles de nogal, el yeso de las paredes y los suelos de barro cocido) aromas comunes de cada espacio (el jazmín huele-de-noche en macetas del patio central, el incienso y las azucenas en la iglesia), e incluso especias utilizadas en las recetas de la cocina del convento (cacao, canela, comino, orégano, clavo y vainilla por ejemplo).

La idea era acompañar a las monjas a lo largo del día, desde la interpretación de la cocina con sus especias, pasando por el patio con su huele-de-noche y atravesando pasillos y estancias con ese olor a madera tan típico de los edificios coloniales, hasta llegar a la iglesia, donde el incienso es protagonista. Por eso mismo, fue un perfume que fue muy complicado de hacer, ya que tenía demasiadas cosas muy ‘ricas’ y complejas. No salía, no salía, y de repente, un día…descubrimos la combinación perfecta que era exactamente como si nos hubiéramos introducido en la historia…todo estaba ahí para hacer el recorrido pausado del convento. Por eso es un aroma tan especial, empieza con las especias dulces y barrocas, pero de repente sorprende una nota verde que más adelante nos lleva por maderas y almizcles hacia un incienso regenerador.

 ¿Cuál fragancia de la línea es tu favorita y por qué?

Fleur de Louis. Trabajé mucho en la investigación de este perfume. Quería encontrar el mayor grado de información sobre el encuentro en 1660 de las cortes francesa y española en la Isla de los Faisanes y trabajar con las auténticas formulas francesas del siglo XVII. El resultado es un perfume que mezcla estas formulas originales con la experiencia olfativa de este islote en el País Vasco. Es un perfume de ingredientes naturales que remite a un tiempo donde la naturaleza era la inspiración suprema; es elegante y complejo, pero muy natural y fresco.

¿Usás perfume cotidianamente? ¿Cómo lo elegís?

Todos los días, y lo reaplico siempre en la tarde/noche. Lo elijo depende del clima y la humedad afuera, pero sobre todo, del estado de ánimo o de las actividades del dia. Definitivamente tengo un número reducido de perfumes preferidos, pero varío mucho entre ellos. 

 ¿Qué aroma (lugar, momento histórico, planta, animal, etc) te gustaría reproducir?

La gardenia real, pura y fresca. Casi selvática.

Caro

foto: Gentileza Arquiste           fotógrafo: Ilan Rabchinskey

Arquiste Parfumeur – Deep, deep roots

This week I had the very pleasant chance to exchange a few words with Carlos Huber,  an architect born in Mexico City who specializes in Historic Preservation. 

Carlos is also the creator and curator of Arquiste, a line inspired by History which finds most of its motifs in the rich past of México and Spain. Arquiste was launched last year and became one of the most celebrated fragrance novelties of 2011.

The prospect of this interview seemed doubly tempting, on the one hand because of my enthusiasm for historic perfumes; and on the other, because I was interested in knowing more about a valuable LatinAmerican contribution to the fragrance industry. 

Being an architect, how did you decide to enter the fragrance world?

After studying with the celebrated Mexican nose Rodrigo Flores-Roux (the only LatinAmerican currently working in the fine fragrance market), I realized that to me the world of fragrance was something else than a pastime or a hobby. I linked smells with memory and the allusion to specific places and moments. I wanted to combine it with my studies and career in Restoration in order to create a unique experience; my idea was that, through the senses, it was possible to interpret and  even recreate a specific anecdote, however remote…

Do you perceive your Hispanic roots somehow influence your relationship with scents?

Of course; I have an affinity for the Spanish tradition of orange-blossom based eaux de cologne, fresh lavender waters and other sorts of  fougéres. I am a big fan of all the classical masculine grooming products. I like those old colognes  from classic barbershops and I think I learnt to pay attention to “scents” thanks to my grandfathers, who were always very formal, very much your Latino “Señor” .

Add to that the fact that Mexico is a country rich in entertaining the senses. Mexican flowers are the biggest contribution from our country to the world of fragrances. What would French perfumery be without the Mexican tuberose?

What fragrances or smells from your childhood do you remember the most?

I think memory is something very curious: it can be very selective or not at all. My childhood was to me a mix between the Sanborns eau de cologne that my parents used to buy for me (a very clean and “normal” orange blossom eau de cologne, typical in Mexico), and the smells of Mexico City, which to me  combines all kinds of scents: the smell of the tortillerías, of the eucalyptus you can see all aroundthe city, of the tuberoses in the flower shops, of the sweet breads from the bakers , of the roasting spit for tacos al pastor from the taco bars, and of the gardenias sold in small  bunches on the streets. Even the smell of the cleaning products used on floors and streets is very special. 

Which fragrance from the Arquiste line was the most difficult to create and why?

Anima Dulcis is based on my restoration thesis, which is  a master plan for an abandoned convent in the Historic Centre of Mexico City, the former Convent of Jesus Maria. Our research gave us very precise information on the materials and ingredients : the convent building materials (cedar beams and the walnut furniture, plaster walls and clay soils), the fragrances from each space in the convent (the night blooming jasmine in the flower pots of the central patio, the incense and the lilies in the church), and even spices used in the recipes in the  kitchen of the convent (cacao, cinnamon, cumin, oregano, cloves and vanilla for instance).

The idea was to accompany the nuns throughout a day, from the interpretation of the kitchen with its spices, passing through the patio with its night blooming jasmine  and walking through corridors and rooms with the smell of wood so typical of the colonial buildings, up to the church, where the incense was the protagonist. For this reason, it was a perfume that was hard to design because it was very ‘rich’ and complex. Nothing, nothing, and then suddenly, one day we discovered the perfect combination … it was exactly as if we had  travelled back in History… everything was there to make the slow journey  through the convent. That is why it is such a special scent, it starts with those sweet baroque spices, but suddenly surprises you with a green note that later takes one along the woods and musk to a regenerating incense.

Which fragrance is your favorite from the line and why?

Fleur de Louis. I worked very hard on the research for that fragrance. I wanted to find as much information as possible about the encounter in  1660 between the French and Spanish courts in the Isla de los Faisanes, and I wanted to work with the authentic French formulas of the XVII century. The result is a fragrance that mixes these original formulas with the olfactory experience of this isle in the Basque Country. It is a perfume of natural ingredients that brings one back to a time where nature was the supreme inspiration; it is elegant and complex, yet very natural and fresh.

Do you wear fragrance daily? How do you choose it?

Every day, and I always reapply in the evening/night. I make my choice depending on the weather and humidity, but, above all, based on my mood or activities. I definitely have a reduced number of favorite fragrances but I rotate a lot among them.  

 What smell/aroma (place, historic moment, plant, animal, etc) would you like to recreate?

True gardenia, pure and fresh. Almost jungle-like.

Caro

foto: Gentileza Arquiste

One response to “Arquiste Parfumeur- Profundas, profundas raíces

  1. Pingback: Arquiste Fleur de Louis – Un refinado caballero | Té de Violetas

We enjoy reading your comments!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s