Nadia Perfumería – Un sueño en Madrid

foto: Nadiaperfumeria.com

foto: Nadiaperfumeria.com

¿Qué hacer en Madrid con sólo dos horas de tiempo libre? Bueno, en mi caso, lo que cualquier persona sensata: caminé a lo largo del Paseo del Prado, doblé a la derecha en la Calle de Alcalá, la recorrí unas cuadras hasta toparme con la Calle de Velázquez y giré a la izquierda. Entonces mantuve el paso hasta que apareció el ansiado letrero: Nadia Perfumerías. Había llegado a destino.

Nadia abrió sus puertas en 1953 y tiene actualmente dos boutiques manejadas por las hijas de la fundadora: una en Calle de Velázquez y la otra en Diego de León. Supe de la existencia de esta perfumería hace unos pocos años cuando, ante un viaje de mi marido a Madrid, le pedí que me trajera cierto perfume. Tan entusiastas y genuinos  fueron sus elogios acerca de la atención recibida que el lugar se convirtió en casi legendario para mí.

La tienda de la calle Velázquez es pequeña, pero está exquisitamente surtida con fragancias, maquillajes y productos para el cuidado de la piel. Si bien la selección es vasta, lo que destaca en Nadia -mi marido estaba en lo cierto- es la atención cálida y experta. Los clientes confían ciegamente en Alicia como si fuera un oráculo de perfumes y belleza: “Necesito más de tus parches mágicos para las ojeras” saludó desde la puerta una señora impecablemente vestida; “Estoy buscando un floral suave ¿Pueden ayudarme?” preguntó una joven rusa que pocos segundos más tarde suspiraría sobre Ciel, de Amouage.

Limitada por el tiempo, hice foco en aquellas fragancias que no había olido con anterioridad. Hitos perfumados fueron Veilchen,de la casa Frau Tonis, de Berlín, una violeta seca que dicen era la preferida de Marlene Dietrich; Aedes de Venustas Oeillet Bengale, una composición ardiente de rosa-clavel-incienso  obra del nariz mexicano Rodrigo Flores-Roux; los extractos de  Parfums de RosinePhaedon Tabac Rouge y Rouge Avignon y el cremoso  Golden Tuberose, de Daniel Josier. Me sorprendió también la lograda combinación de menta y violeta en Fleurs d’Ombre Violette-Menthe, de Charles Brousseau.

De las fragancias ambientales adoré Phaedon Réglisse y Oliban y, muy especialmente, la fabulosa vela de la Fondation Observatoire Vatican, que huele tal como una biblioteca antigua: viejas hojas de papel, cuero y un poco de incienso.

No pude resistir la tentación de probar además algo de maquillaje y productos de tratamiento: las bases Light Expert de By Terry, imperceptibles, me dejaron boquiabierta; lo mismo sucedió con los polvos minerales de Eve Lom (de un acabado impecable y ligero) y la línea Archangela, cuyas cremas faciales rebosan de aceites esenciales y extractos botánicos.

Pero -¡ay!- el sueño fue corto y una ojeada al reloj pronto me devolvió a la realidad. “¡Oh cielos! ¡Oh cielos! ¡Es tardísimo!” exclamé como una suerte de Conejo Blanco: era hora de abandonar el país de las maravillas de Alicia.

Caro

IMG_2555

foto: Caro Fernandez     El célebre perfume a la violeta de Frau Tonis

 

foto: Caro Fernández   Las velas del Osservatorio Vaticano huelen exactamente como una biblioteca antigua

foto: Caro Fernandez    Las velas del Osservatorio Vaticano huelen exactamente como una biblioteca antigua

Nadia Perfumería- A dream in Madrid

What to do in Madrid with only two spare hours? Well, I did what any sensible person would do: I walked along the Paseo del Prado, turned right at Calle de Alcalá, walked a few blocks until I reached Calle de Velázquez and then turned left. Then I kept my pace until the much awaited sign appeared in sight: Nadia Perfumerías. I had made it to my destination.

Nadia opened its doors in 1953 and currently has two boutiques which are run by the daughters of its founder: one at Calle de Velázquez and the other one at Diego de León. I had first heard of the perfumería a few years ago when I asked my husband, about to leave on a trip to Madrid, to bring me a certain fragrance. So enthusiastic and genuine was his praise about the attention he had received that the place became sort of legendary to me.

The store at Velázquez Street is small but exquisitely stocked with fragrance, makeup and skincare products. Even though the selection is vast, what shines best at Nadia -the husband was absolutely right- is the warm and expert service. Customers seem to trust Alicia blindly as if she were a fragrance and beauty oracle: “I need some more of your magic undereye patches” greeted a sleekly dressed lady; “I am looking for a soft floral. Can you help?” asked a Russian girl who a few seconds later would swoon over Amouage Ciel.

Constrained by time, I focused on those perfumes I had not smelled before. Fragrant highlights were Veilchen from the Berlin based house Frau Tonis, a dry violet said to have been Marlene Dietrich‘s favorite; Aedes de Venustas Oeillet Bengale, a fiery rose-carnation-incense composition by Mexican nose Rodrigo Flores-Roux; the Parfums de Rosine extraits; Phaedon Tabac Rouge and Rouge Avignon and Daniel Josier‘s creamy Golden Tuberose. I was also pleasantly surprised by the successful mint-violet pairing in Charles Brousseau Fleurs d’Ombre Violette-Menthe.

Among the home fragrances I adored Phaedon Réglisse and Oliban and, most especially, the fabulous Fondation Observatoire Vatican candle, which smells like an ancient library: old book pages, leather and a bit of incense.

I could not resist the temptation of trying some makeup and skincare products too: the  imperceptible By Terry Light Expert foundations left me in awe; so did the Eve Lom mineral powders (light and impeccable finish) and the Archangela skincare line, whose facial creams brim with essential oils and botanical extracts.

But -alas- the dream was short-lived and son a quick glance to my watch took me back to reality.  “Oh dear! Oh dear! I shall be too late!” I muttered like a sort of White Rabbit: it was time to leave Alicia‘s Wonderland.

Caro

foto: Caro Fernandez  Los exquisitos maquillajes de By Terry

foto: Caro Fernandez          Maquillajes de By Terry

 

10 responses to “Nadia Perfumería – Un sueño en Madrid

  1. Hola Virginia y Caro, las he nominado a una distinción desde el blog, encontrarán la nominación al final de este post http://bellaespiritu.com/2014/07/02/luz-y-sombra/
    Saludos para ambas

    Like

  2. Pingback: Daniel Josier Golden Tuberose – En tonos de blanco y oro | Té de Violetas

  3. Pingback: Phaedon Tabac Rouge – Humo y exotismo | Té de Violetas

  4. Pingback: Aedes de Venustas Oeillet Bengale – Llamarada pasional | Té de Violetas

  5. Pingback: Entrevista: Daniel Josier – Nuevo clasicismo | Té de Violetas

  6. Pingback: Frau Tonis 37 Veilchen – Violetas para Marlene | Té de Violetas

  7. MI experiencia en Nadia de Velázquez fue bastante negativa.
    La sra que me atendió, debía ser la.dueña por la edad fue bastante altiva y poco cortés. Además me intentó colocar lo que ella quería vender y no lo que yo necesitaba.
    Muy mal.
    No creo que vuelva.

    Like

We enjoy reading your comments!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s