Olisqueando en Munich – Die Kleine Theatiner Parfümerie

foto: Caro Fernandez  Theatinerkirche, Munich

foto: Caro Fernandez    Theatinerkirche, Munich

No bien puse pie en Munich, ésta se convirtió en una de mis ciudades favoritas. Vibrante, alegre y con infinidad de propuestas culturales, de ocio y compras, es un lugar donde creo podría vivir feliz por siempre. Pasear a lo largo del Englischer Garten en un día de verano, comprar delikatessen en Dallmayr y coronar con una noche en la Ópera suena definitivamente como un buen programa.

A un lado de la Theatinerstrasse, calle que toma su nombre de la  Theatinerkirche -la iglesia encargada por Adelaida de Saboya en el siglo XVII– encontré Die Kleine Theatiner ParfümerieKleine en efecto, pero con estantes bien abastecidos y una inteligente selección de perfumes,  este negocio resultó una maravillosa sorpresa.

Con ánimo de florales, enfoqué mi olisqueo en esta familia. Dentro de la tienda tuve el placer de descubrir la línea Maria Candida Gentile, algo que había querido hacer desde un largo tiempo. Fue el hecho de saber que trabajaban  esta marca lo que me había llevado a la parfümerie en primer lugar. Ahora puedo dar fe de que Exultat está a la altura de las loas que recibe y que Hanbury huele como un sueño bajo árboles en flor.

Amouage, Perris Montecarlo, Profumi del Forte, Floris y Guerlain (¡oh, la versión parfum de Nahema!) se cuentan entre las líneas que pueden encontrarse en el local. La parfümerie también vende J. F. Schwarzlose Berlin -una vieja marca alemana recientemente revivida- cuyo Trance (rosa combinada con notas de ajenjo y cistus) me hizo entrar…bueno…en trance. Olfactive Studio, uno de los lanzamientos más recientes en un mercado saturado de vacuas creaciones de “nicho”, aceleró mi corazón: sus perfumes inspirados en fotografías son tan modernos y originales como fáciles de llevar. Irredimible amante de la Historia, caí rendida ante La Marquise de Pompadour (un bouquet multifloral de la colección Parfums Historiques de Nicolas de Barry) que me sorprendió con su exquisita polvorosidad.

Daniel, el amable vendedor, fue paciente y sus sugerencias, precisas. Luego de que mi elección estuvo hecha, atentamente decantó en un vaporizador pequeño un poco del perfume que compré y me lo dio “para llevar en el bolso”.

Espero que el destino me lleve otra vez a Munich para poder, entre otros deleites, volver a Die Kleine Theatiner Parfümerie y repetir esta  satisfactoria experiencia.

Caro

foto: Caro Fernandez  Palacio de Nymphenburg

foto: Caro Fernandez    Palacio de Nymphenburg, Munich

Sniffing around in Munich – Die Kleine Theatiner Parfümerie

No sooner had I set foot on Munich that it became one of my favorite cities in the world.  Vibrant, lively and with plenty of cultural, leisure and shopping options, it is a place where I think I could live happily ever after. Strolling along the Englischer Garten on a Summer day, stocking up on delicatessen at Dallmayr and following with an evening at the Opera sounds definitely like my cup of tea (or glass of beer).

On a side of the Theatinerstrasse, a street that takes its name from the Theatinerkirche -the church commissioned by queen Adelaide of Savoy in the 17th century– I found Die Kleine Theatiner Parfümerie.  Kleine indeed but with well stocked shelves and an intelligent selection of fragrances, this shop proved to be a wonderful surprise.

Being  in the mood for florals, I focused my sniffing on this family. Within the store I had the pleasure of discovering the Maria Candida Gentile line,  something I had been wanting to do for a long time. It was the fact that they stock this line what brought me to the parfümerie in the first place. I can now attest that  Exultat is up to the praise it gets and that Hanbury smells like dreaming under trees in full bloom.

Amouage, Perris Montecarlo, Profumi del Forte, Floris and Guerlain (oh, Nahema parfum!) are some of the lines one can find in the store. The parfümerie also carries J. F. Schwarzlose Berlin -an old German house that has been recently revived- whose Trance (rose paired with absinth and labdanum notes) got me…well…entranced. Olfactive Studio, one of the most interesting launches of the past years in a market saturated with vacuous “niche” creations, accelerated my heartbeat: their photography-inspired fragrances are as modern and original as they are wearable. Hopeless History lover that I am, I fell hard for La Marquise de Pompadour (a multifloral bouquet from the Parfums Historiques collection by Nicolas de Barry) which wowed me with its exquisite powderiness.

Daniel, the charming salesassistant, was patient and his suggestions precise.  After my purchase, he kindly made a small decant of the fragrance I chose and gave it for me “to carry in the handbag”.

I hope fate takes me again to Munich so that, among many other delights, I can return to Die Kleine Theatiner Parfümerie and repeat this satisfying  experience.

Caro

foto: Caro Fernandez Feldherrnhalle, Munich

foto: Caro Fernandez      Feldherrnhalle, Munich

4 responses to “Olisqueando en Munich – Die Kleine Theatiner Parfümerie

  1. Walter Proetzel

    Buenos días Caro, Virginia;
    Para compartir con ustedes que también conozco Muenchen debido a que he vivido 14 años en esta región. Luego de finalizar mis estudios, regresé a Lima. Durante los años en Europa me interesaban mucho los vinos y viajaba a las Bodegas personalmente. Un país que me encantaba visitar por el tema de los vinos era Italia y claro tomar el Riesling en sus diferentes formas.
    En Muenchen me acuerdo mucho del Englischer Garten donde tomábamos cerveza en el Chinesischer Turm en verano. Cuando comparaba mis perfumes, los compraba en Douglas. Efectivamente la tienda Dallmayr es una maravilla. Y un mercado que me encantaba era el Viktualienmarkt.

    Muchos saludos.

    Like

    • Hola Walter!
      Me provoca una sana envidia el que hayas pasado 14 años en esa ciudad tan rica y bullente.

      Munich es hoy un festival para los amantes de la perfumería de nicho. Entre Die Kleine Theatiner Parfümerie, Oberpollinger, Ludwig Beck, Amour Fou y Parfümerie Brückner la oferta de marcas es impresionante y la atención, en general, muy buena.

      Esta vez no probé vinos y me dediqué a las cervezas (¿qué mejor para acompañar un Schweinshaxe?). Realmente quedé con unas ganas locas de regresar pronto y dedicarle más días.

      Saludos!

      Caro

      Like

  2. Pingback: Nicolas de Barry Sissi Imperatrice- Violetas y golosinas vienesas | Té de Violetas

  3. Pingback: Maria Candida Gentile Cinabre – Rosa alquímica | Té de Violetas

We enjoy reading your comments!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s