Tour olfativo en Argentina – Hogar dulce hogar

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

Cuando se toma distancia de algo, uno puede apreciar sus partes más lindas y también las menos. A veces ese objeto es percibido con nostalgia a través de un matiz romántico. Esos sentimientos añaden una dimensión extra a la experiencia de volver a casa.

Estuve viviendo lejos de mi país –Argentina– por casi un año y medio, pero el pasado 28 de diciembre volví por unos días. Luego de un largo viaje de 20 horas, con mi esposo arribamos a la ciudad de Buenos Aires. Los tan conocidos tangos  “Mi Buenos Aires Querido” y “Volver” inevitablemente vinieron a mi mente y a mi boca (sí, resulté ser un real y completo cliché argentino).

Buenos Aires en verano huele a espressomedialunasconcreto -muy- caliente, tilos en flortuberosassmog y vapor. Pero después de mi visita a  Caro, hubo una revolución olfativa desarrollándose en mi cabeza: ¡ambas teníamos un montón de perfumes para compartir la una con la otra! Por supuesto, un sólo encuentro no fue suficiente para lograr ese cometido.

El fin de semana fuí a mi ciudad natal, Madariaga, provincia de Buenos Aires. Es un lugar muy tranquilo, rodeado de apacibles parajes rurales. En mi memoria lo conecto con el aroma de la yerba mate, el jazmín del país (Jasminum Officinale), los eucaliptos, la madera de pino, brasas, pasto y tierra negra.

Me encanta viajar, conocer otros lugares, otra gente y sus culturas. Pero puedo afirmar que cuanto más tiempo uno pasa lejos de su país, más fuerte se siente la conexión con las propias raíces.

Virginia

foto: Virginia Blanco  Buenos Aires nocturna desde el aire

foto: Virginia Blanco Buenos Aires nocturna desde el aire

Olfactive tour in Argentina – Home sweet home

When one takes distance from something, she can appreciate better its brightest parts but also the dark ones. Sometimes that object is perceived with nostalgia through a romantic lens. Those feelings bring an extra dimension to the experience of coming back home.

I’ve been living away from my country –Argentina– for almost a year and a half . This past December I returned for a few days. After a 20 hour long trip, my husband and I arrived in Buenos Aires city. The popular tangos “Mi Buenos Aires Querido” and “Volver” inevitably popped up in my mind and my mouth (yes, I’m a real Argentinian cliché!).

Buenos Aires in Summer smells like espresso, medialunas (a kind of Argentinian croissants), very-hot concrete, linden blossom, tuberoses, smog and steam. But after my visit to Caro, there was a fragrance revolution going on in my head: we had a lot of perfumes to share with each other! Of course, one meeting wasn’t enough for that.

On the weekend I went to my native town, the city of Madariaga, in the province of Buenos Aires. It’s a quite place, amidst a peaceful rural landscape. In my mind it’s connected with the aroma of yerbamate, jazmín del país (Jasminum Officinale), eucalyptus, pine wood, embers, grass and black soil.

I really love traveling, getting to know other places, different people and their cultures. But I can affirm the more time you spend away from your country, the stronger connection you feel with your roots.

Virginia

foto: Virginia Blanco  La confitería Las Violetas, sede no oficial de nuestro blog

foto: Virginia Blanco La confitería Las Violetas, sede no oficial de nuestro blog

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco  El Obelisco (Av. 9 de Julio)foto: Virginia Blanco El Obelisco (Av. 9 de Julio)

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco  George

foto: Virginia Blanco             George

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco  Camilo

foto: Virginia Blanco         Camilo

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

12 responses to “Tour olfativo en Argentina – Hogar dulce hogar

  1. Pingback: Rendezvous en Buenos Aires | Té de Violetas

  2. Que hermosas las fotos!!! Creo que estuve en ese café. El gatito es tuyo? Yo tengo 2 siamesas actualmente.

    Like

    • Gracias! Me alegra que te gusten.
      Amo a los siameses y a los gatos negros 🙂 Ese gatito era de uno de mis hermanos pero se lo dejó a mi padre.
      Así que estuviste en Las Violetas? Es nuestro lugar de encuentro favorito con Caro.
      Un beso
      Virginia

      Like

  3. What a wonderful olfactory tour! A few years back, I spent a month in Argentina and I think my entire diet consisted of steak, Malbec, medialunas, alfajores, gelato, and empanadas in that order 🙂 Needless to say, I was very fat and happy 🙂 I also distinctly remember the smells of caramel, wood smoke, barbecue, exhaust, and yerba maté. I need to go back and visit!

    Like

  4. Caro y Virginia,
    la verdad es que fue un agradable sorpresa descubrir su blog…comparto con uds. el amor por las fragancias y el ser argentina. Con vos Virginia ademas comparto el vivir en California. Soy una “saltenia” que paso de vivir en las Yungas a vivir in the Mojave Desert! Ahora las sigo en fb! me encantan sus notas!
    Patricia

    Like

    • Hola Patricia

      Bienvenida a TDV!
      Sin dudas, California tiene un montón de cosas únicas y bellas (que se extrañan cuando uno se va). Pero -tal vez te suceda lo mismo- cuánto más tiempo paso fuera de mi país, más siento y aprecio mi identidad argentina.

      Besos desde Mountain View!
      Virginia

      Like

  5. Me encanta lo que escribís y como lo escribís, un abrazo desde Argentina!!

    Like

  6. Hola Virginia¡¡¡ Me he sentido identificada con el cliché del tango, esa sensación de alegría y nostalgia cada vez que el avión desciende en Buenos Aires luego de un viaje largo, pese a que vivo en Argentina.
    Comparto con ustedes la pasión por los perfumes y ahora también por los gatos¡ Tu George sería un buen compañero de nuestra siamesa Donatella.

    Like

    • Es como si la letra del tango cobrara vida, se hiciera carne en ese mismo momento, verdad?
      Te damos la bienvenida a TDV, como lectora amante de los perfumes y de los felinos 🙂
      Un beso
      Virginia

      Like

  7. Pingback: Bruno Fazzolari Editions Lampblack – Píntalo de negro | Té de Violetas

We enjoy reading your comments!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s