Tag Archives: litchi – lychee

L’Or de Torrente – Dulzor de alta costura

foto: Frommers.com - Comedor de estilo Belle Epoque de Le Train Bleu en la Gare de Lyon, París

foto: Frommers.com – Salón del restaurant Le Train Bleu en la Gare de Lyon, París

Este es uno de esos perfumes envueltos en un halo de misterio y que dejan con ganas de más. Aparentemente sólo se vendió en Europa, luego se discontinuó y ahora la marca lo vende online. Hablo de L’Or de Torrente.

La maison de costura Torrente fue fundada en 1968 por Rose Mett (hermana de Ted Lapidus)L’Or se lanzó en el 2001 y  luego hubo otras versiones. Se rumorea que nació bajo la égida de la firma Elizabeth Arden, aunque el frasco lleva un sticker en la base con el nombre de la empresa Selective Beauty. Creado por el perfumista Jean Jacques, este parfum floral-frutado habla de la alta costura, de una mujer elegante y del lujo.

La botella es inolvidable: un óvalo de cristal coronado con hojas doradas. Evoca la sensualidad de las curvas femeninas y la delicadeza de las incrustaciones de Torrente en sus vestidos. Sin dudas, evoca perfectamente a un talismán o una joya preciosa.

Estrictamente, las notas de salida son magnolia, litchi, mandarina, baya o pimienta rosa y kiwi. Las notas de corazón son cedro, iris y raíz de angélica, todas engarzando un acorde inédito de rosa y café. Las notas de fondo son ámbar, vainilla y “maderas preciosas”.

La experiencia de aplicarlo sobre la piel erradica cualquier prejuicio (si lo hubiere) de que a primera vista parece un perfume de señora mayor. No es un perfume agresivo, pero sí tiene mucha presencia y distinción. Se da el lujo de ser único y de no remitir inmediatamente a algún otro perfume. Pero a pesar de vedarnos esa asociación, es muy reconfortante irlo recorriendo sensorialmente.

La historia comienza con una aparición casi efervescente de kiwi y pimienta rosa, muy frutada. Por momentos, evoca al aroma de una bebida destilada. Luego aparece el cedro encadenado al iris, mientras las notas de café comienzan a despuntar. Las maderas con la vainilla dan tibieza y el ámbar aporta su toque dorado. Es en estos minutos donde recién se aprecia la femineidad de la rosa.

L’Or empieza y termina en dulzor, pero con el talento de pasar fluídamente del dulzor fresco de las frutas al dulzor cálido de la vainilla. Y en el medio hay un momento en el que el café se une a la aspereza de la madera, trasladando la mente al aroma de un bar de la belle époque, donde el olor del mobiliario y los revestimientos de madera se funde con el de la taza de café humeante y espumoso que tenemos enfrente, sobre la mesa. Pero cuando las notas de café se funden con la vainilla, nos llevan de la mano a la infancia y al placer de desenvolver un caramelo duro de chocolate y llevárnoslo a la boca.

Virginia

Origen de la fragancia: obsequio de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 31/08/11.

foto: Fragrantica.com

foto: Fragrantica.com

 

Masakï Matsushïma M – Bandera española tropicalmente japonesa

foto: Zorruno.blogspot.com.ar  Lantana Camara o Banderita Española.

foto: Zorruno.blogspot.com.ar Lantana Camara o Banderita Española.

El título-incógnita de la reseña de hoy viene con pistas para entenderlo. Hay que prestar atención a las palabras enfatizadas (cursiva+negritaasí). El diseñador japonés Masakï Matsushïma estudió en el Bunka Fashion College, una de las escuelas de moda más prestigiosas de Japón. Sponsoreado nada menos que por Issey Miyake, lanza su propia marca en 1992. En 2001 se aventura por el mundo de las fragancias de la nariz del perfumista Jean Jacques.

En el 2005, lanza M by Masakï Matsushïma, una fragancia unisex muy particular. Se distingue porque, en general, los unisex suelen ir por el lado de las notas acuáticas o aromáticas. En cambio M incursiona desfachatadamente por el sendero de lo frutal. Los primeros segundos después de aplicado parece inofensivo: apenas asoma una nota a pomelo, muy suave y dulzona.

Luego descubro que lo dulce no viene del pomelo, sino de una fusión impenetrable de durazno y litchi. El resultado es definitivamente tropical, como si estuviéramos percibiendo el aroma de mangos y papayas maduros. La intensidad va in crescendo y se torna un tanto empalagosa. El iris da el toque floral, un tanto salvaje.

Aunque esté presente el almizcle -nuestro “amigo tierno” de las notas base- esta fragancia prácticamente no se suaviza. Queda en la piel un aroma intenso que puede fatigar rápidamente al olfato. Huele muy similar a la Lantana Camara (flor más conocida como “Banderita Española”).

Pienso que el hecho de que M sea unisex, no significa que pueda llevarlo cualquiera.

A propósito, ¿se entendió el por qué del título?

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de perfumerías Nadia.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 17/04/12.

 

foto: Parfumlux.ru

foto: Parfumlux.ru

Serge Lutens Sa Majesté la Rose – Una rosa al natural

foto: Novinite.com fotógrafo: BGNES

foto: Novinite.com        fotógrafo: BGNES

Serge Lutens, fotógrafo, maquillador, extraordinario director de arte, cautivó a buena parte del público al crear Feminité du Bois para Shiseido en 1992. Feminité du Bois es, quizás, el perfume lutensiano por excelencia: amaderado,  especiado, reminiscente de frutas secas y gotas de miel.

Sa Majesté La Rose -compuesta por el brillante Christopher Sheldrake en el año 2000– no nos transporta a un zoco en el amado Marruecos de Lutens ni se presenta envuelta en especias magrebíes.

Es una composición aparentemente simple, una belleza clásica y elegante perfectamente calibrada que no se desvía hacia los extremos: no es una flor oscura envuelta en cuero ni una rosa cubierta de tules, volados y merengue.

Sa Majesté La Rose no necesita disfraces. Ligeramente afrutada, en ella se adivinan las gotas de rocío sobre los pétalos y un suave dulzor exaltado por el sol que calienta. Son unas sutiles pinceladas de lychee y de manzanilla las que le brindan un toque impresionista y hacen que la rosa se perciba más real.

La evolución es  lineal y la longevidad impecable, como todas las creaciones de Serge Lutens.

Caro

Origen de la muestra: botella regalo de una amiga

foto: Luckyscent.com

foto: Luckyscent.com

Serge Lutens Sa Majesté La Rose – A rose au naturel

Serge Lutens, photographer, makeup artist, art director extraordinaire, captivated the discerning public when he created Feminité du Bois for Shiseido en 1992. Feminité du Bois is perhaps the Lutensian fragrance par excellence: woody, spicy, reminiscent of dried fruits and honey drops.

Sa Majesté La Rose -composed by the brilliant Christopher Sheldrake in 2000– doesn’t take us to a souk in Lutens’ beloved Morocco nor appears before us shrouded in spices from the Magreb.

It is an apparently simple composition, a classical, elegant and perfectly calibrated beauty that doesn’t go to extremes: she is not a dark leathery flower nor a rose covered in tulle, ruffles and meringue.

Sa Majesté La Rose needs no costumes. Slightly fruity, it is easy to envision dew droplets on its petals and to feel its soft sweetness exalted by the warmth of the sun. Subtle brushstrokes of lychee and chamomile are, precisely, what lend an impressionist touch to the composition and make the rose seem more real.

The evolution is linear and longevity, impeccable, as with all Serge Lutens’ creations.

Caro

Origin of sample: Bottle gifted by a friend

Juliette Has A Gun Miss Charming – La guinda en la rosa

foto: Entrecerezas.blogspot.com.ar

foto: Entrecerezas.blogspot.com.ar

Su nombre hace gala de una transparencia acertada: es un rótulo que anuncia a la perfección al perfume que lleva dentro. Femineidad, dulzura, encanto, juventud y un toque de romanticismo son los ribetes que definen a Miss Charming.

Claro, en ningún lugar hay algo así como un compendio de equivalencias donde diga: “Para representar femineidad, colocar tal ingrediente. Para transmitir encanto, agregar este otro”. Definitivamente no es así. Y ahí es justamente donde radica la virtuosidad de un perfumista como Francis Kurkdjian para comunicar esa idea sin la existencia previa de códigos olfativos con significados pétreos.

La protagonista de esta composición -de la marca Juliette Has A Gun– es la rosa marroquí, combinada con almizcle. Es una conjunción sumamente primorosa, un hálito atemporal de elegancia. Pero el toque magistral está dado por las moras y por -según la marca- la “frutilla salvaje” (pero a mí me evoca a algo más dulzón y jugoso… ¿cereza?, ¿litchi?) que insuflan desde la salida misma, una nota golosa y juvenil.

Si cerramos los ojos mientras olemos este eau de parfum, imaginamos un aterciopelado capullo de rosa que abre sus pétalos lentamente, dejando caer de su interior a una guinda almibarada. En otras palabras, Miss Charming es transparente y sencillo, pero jamás un solifloral aburrido de rosas.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de la marca.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 10/05/12.

foto: Perfumeriamilu.com

foto: Perfumeriamilu.com

 

Van Cleef & Arpels Collection Extraordinaire Orchidée Vanille – Estilosa y minimalista vainilla

foto: Pinterest.com/roztayger

foto: Pinterest.com/roztayger

En el año 2009, la casa de joyería francesa Van Cleef & Arpels lanzó su línea exclusiva de perfumes: Collection Extraordinaire. Cada uno de los seis integrantes de esta distinguida familia fue creado por un nariz diferente. La fragancia de la cual les voy a hablar hoy es Orchidée Vanille, compuesta por la perfumista siria Randa Hammami.

Hay cierta tendencia con la vainilla como ingrediente de fragancias: suele ser usado de maneras muy burdas, rayando en un aromatizante culinario más que en la obra de destreza que se espera de un perfumista. Pero afortunadamente, esta es una de las excepciones. Si tuviera que definir este eau de parfum en pocas palabras, diría que es un floral-gourmand femenino y estiloso. Es sutil y ligero pero a la vez persistente, sin perder jamás la elegancia.

Hammami trabajó un absoluto de vainilla para que pueda apreciarse en diferentes fases. Al principio, las notas de litchi y mandarina me recuerdan a la salida au debouché del clásico eau de toilette Royal Bain (Caron). Luego de esa faceta frutal, se abre la floral con el aporte de la rosa búlgara y de la violeta. Pareciera olerse un iris por ahí, apolvado y con acentos de zanahoria. El cierre es ambarado y levemente cremoso: un blend de cedro, almizcle y notas balsámicas.

Imagino que lo usaría una mujer que no necesita recargarse de accesorios, ropa y maquillaje para definir su estilo. Alguien de exquisito y austero gusto cuyo minimalismo no pasa desapercibido.

Virginia

Origen de la muestra: comprada en Luckyscent

foto: My-orchids.eu

foto: My-orchids.eu

Van Cleef & Arpels Collection Extraordinaire Orchidee Vanille – Stylish and minimalist vanilla

In 2009, French jewelry house Van Cleef & Arpels launched Collection Extraordinaireits exclusive line of perfumes. This distinguished family has six members and each of them was created by a different nose. The fragrance which I will talk about today is Orchidée Vanille, composed by Syrian perfumer Randa Hammami.

There is some trend about vanilla -as an ingredient fragrances-: it is usually used in very rude ways, bordering on a culinary flavoring rather than with the skill expected from a perfumer. But fortunately, this is one of the exceptions. If I had to define this eau de parfum in a few words, I would say that is a gourmand floral, feminine and stylish. It’s subtle and light and yet persistent, it never loose its elegance.

Hammami has worked the vanilla absolute in a way that it can be appreciated in different phases. First notes of lychee and mandarin make the classic Caron Royal Bain’s au debouché spring to mind. After that fruity facet, one more floral is opened by Bulgarian rose and violet notes. It seems like the scent of iris, with its characteristic powdery carrot accents. The drydrown is creamy and lightly ambered: a blend of cedar, musk and balsamic notes.

I imagine the kind of woman who would wear this perfume, someone who doesn’t need a lot of accessories, clothing and makeup to define her style. Someone with exquisite and austere taste and whose minimalism does not go unnoticed.

Virginia

Origin of sample: vial purchased from Luckyscent.

foto: Vancleefarpels.com

foto: Vancleefarpels.com