Tag Archives: loto – lotus

Hermès Un Jardin Sur Le Nil – Agua, verde y desierto

foto: Egipto.com

foto: Egipto.com

Si estuviéramos navegando en una barca por el Nilo viendo el atardecer, seríamos testigos de un acontecimiento sublime. Mientras los juncos de papiros y las grandes hojas se mecen sobre la superficie, los capullos de loto blanco (Nymphaea lotus) se van abriendo lentamente. El río se ha convertido en un onírico y florido jardín flotante.

Seguramente fue con esta experiencia que Jean-Claude Ellena obtuvo la inspiración para crear Un Jardin Sur Le Nil. Lanzado en 2005, es una de sus obras más sobresalientes, pues logra condensar en un mismo eau de toilette la transparencia acuática, el verde de la vegetación y la aridez del desierto. Es un viaje al fértil valle del Nilo, abrazado por el mismísimo Sahara.

El concepto de agua está dado por un jugoso y amargo pomelo que envuelve la piel en una efervescencia cítrica. Es aquí donde surge muy tímidamente el tono frutal del mango, con un loto de lejano telón de fondo. Un olor a verde junco comienza a evocar los papiros y plantas flotantes. El lejano desierto viene con las secas ráfagas de madera de sicomoro. Las notas finales de incienso invitan a recordar un olor muy similar al de un lápiz al que se el acaba de sacar punta.

Esta fragancia de Hermès está catalogada como “para hombres y mujeres”. Además, escapa a la categoría (si es que la hubiere) del típico “cítrico-fresco”; su aridez le da una ductilidad que lo hace portable tanto para estaciones cálidas como para los fríos más intensos. Y, por si fuera poco, su fijación es muy buena.

Virginia

Origen de la muestra: regalo de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 11/01/12.

foto: Fragrantica.com

foto: Fragrantica.com

Neela Vermeire Créations Ashoka – Poderoso y magnánimo

foto: Wikipedia.org autor: Rajeev Kumar

foto: Wikipedia.org     autor: Rajeev Kumar

La pequeña pero excelente colección de Neela Vermeire es precisa en concepto e impecable en ejecución. Neela -la fuerza creativa- y Bertrand (Duchaufour, el nariz detrás de estas creaciones) son una asociación celestial. Más allá de la alta calidad de sus ingredientes, los perfumes tienen una capacidad de conmover que no se encuentra muy a menudo. Es casi como si tuvieran alma.

Aunque las tres primeras fragancias de la línea (Trayee, Mohur y Bombay Bling) me habían causado una impresión muy favorable, no tenía demasiadas expectativas sobre Ashoka, su creación más reciente. Sabía que Ashoka presentaba una prominente nota de hoja de higuera y, si bien desde mi niñez siempre disfruté del aroma de los higoshojas y madera de higuera, resulta difícil encontrar una interpretación que no sea demasiado literal. El olor de los higos es dulcemente reconfortante: siempre lo he asociado con juegos de infancia y con dulce de leche, ya que la preparación tradicional de esta confitura requiere revolver la mezcla con una ramita de higuera en lugar de cuchara de madera. La madera de higuera presta así su peculiar aroma al dulce.

Ashoka toma su nombre de un emperador Indio que vivió entre 304 y 232 AC. (Ashoka significa “sin pena” en Sánscrito).  Cuenta la historia que, luego de  que sus hombres mataran a más de cien mil personas en una guerra, el emperador Ashoka gritó “¿Qué es lo que he hecho?”, se arrepintió y se volvió compasivo hacia las demás personas y animales. Dedicó el resto de su vida a extender las enseñanzas del Budismo (por ese entonces, una doctrina relativamente nueva), declaró a todos sus súbditos  como sus hijos y abandonó la guerra y la violencia. El emperador construyó hospitales que proveían tanto a hombres como animales de tratamiento médico; permitió la libertad religiosa y promovió el respeto hacia la vida animal.

La salida se siente casi como un latigazo en la nariz: aguda, verde, punzante.  Esta nota inicial de cuero pronto se ve suavizada por las hojas de higuera; Ashoka se vuelve más profundo y adquiere un carácter amaderado. Ahora se suma la rosa ¡y qué rosa! Oscura y reminiscente de mermelada. La evolución de la fragancia en la piel es increíblemente dinámica: sucede de todo, pero en ningún momento transmite sensación de caos. El áspero cuero del principio se ve convertido ahora en la más suave gamuza, pintada con tonalidades balsámicas. El dulzor lacteado del sándalo me recuerda al dulce de leche casero que mencioné más temprano. Hacía años que no olía notas de sándalo tan naturales como aquellas presentes en Trayee y Ashoka. La base atalcada, donde domina el haba tonka, torna la mezcla aún más reconfortante.

Ashoka estará disponible a partir de principios del otoño (boreal) de 2013.

Caro

Origen de la muestra: Muestra gentileza de Neela Vermeire

Si les interesa saber más acerca de los edictos del rey Ashoka, pueden cliquear sobre el texto iluminado.

foto: Lssu.edu

foto: Lssu.edu   El emperador Ashoka

Neela Vermeire Créations Ashoka – Powerful and magnanimous

Neela Vermeire‘s small but excellent collection is precise in concept and flawless in execution. Neela -the creative force- and Bertrand (Duchaufour, the nose behind these creations) are a match made in heaven. Beyond the high quality of their ingredients, the fragrances have an ability to touch that one just doesn’t find too often. They seem to have a soul.

Although the first three fragrances from the line (Trayee, Mohur and Bombay Bling) had caused an indelible impression upon me, I didn’t have high expectations about Ashoka, the latest creation. I knew Ashoka featured a prominent fig leaf note and while I have loved the smell of figs, fig leaves and fig wood since childhood, it is difficult to find a rendition that’s not too literal. The smell of figs is sweetly comforting: I always associated it with childhood games and with dulce de leche (milk caramel), since the traditional precipe for this confiture asks for the mix to be stirred with a fig twig instead of a wooden spoon. The fig Wood thus lends its characteristic aroma to the blend.

Ashoka takes its name from an Indian emperor who lived between 304 and 232 BC. (Ashoka means “without sorrow” in Sanskrit).  The story goes that after a war in which his men had killed a hundred thousand people, Emperor Ashoka cried “What have I done?”, repented and became compassionate towards other men and animals. He devoted the rest of his life to spreading the teachings of Buddhism (then a relatively new doctrine), declared all his subjects to be his children and gave up war and violence. The emperor also built hospitals that provided medical treatment for people and animals, allowed religious freedom and promoted respect towards animal life.

The opening notes are almost like a whipstroke to the nose: green, sharp, piercing. This initial leather note is soon mellowed by fig leaves; Ashoka  becomes deeper and acquires a woodier character. Now rose joins in….and oh, what a rose! Dark and reminiscent of jam. The evolution of the fragrance on skin is incredibly dynamic: there is a lot going on, but it never gives an impression of chaos. The harsh leather of the beginning has now morphed into the softest suede, painted over with balsamic brushstrokes. The sweet milkiness of sandalwood reminds me of the homemade dulce de leche I mentioned earlier. It had been years since I had smelled such natural sandalwood notes as those present in Trayee and Ashoka. The powdery tonka bean-dominant drydown renders the blend even more comforting.

Ashoka will be available from early (Northern hemisphere) autumn 2013.

Caro

Origin of sample: Sample courtesy of Neela Vermeire

If you’d like to know more about the edicts of King Ashoka, you can click on the highlighted text.

ilustración: Picturingplants.com ilustrador: Georg Donysius Ehret

ilustración: Picturingplants.com     ilustrador: Georg Donysius Ehret

JoAnne Bassett Le Voyage – Ligero equipaje cítrico

imagen: Sandrakaplan.blogspot.com    artista: Sandra Kaplan “Lemon tree”

La canción “Un beso y una flor” de Nino Bravo mencionaba un “ligero equipaje para tan largo viaje”. Es cierto que no hay nada mejor que viajar con pocas valijas: ir con lo indispensable, sin nada que agobie nuestro disfrute de lo que nos depara el camino.

También es ideal viajar con un perfume que nos acompañe y no nos sature.  JoAnne Bassett (a quien tuve el gusto de conocer en la exposición de Santa Mónica) es una de las precursoras en la perfumería de nicho norteamericana. Me mostró su libro, su mesa repleta de bellas botellas y me invitó a probar sus creaciones, entre ellas Le Voyage.

Sus ingredientes son 100% naturales. La nota cítrica es como la de un limón dulce, con tanto cuerpo que hasta parece que lo podemos morder. El corazón es floral: rosas Otto blancas, jazmín Sambac y loto rosado. Hay un suave contraste amaderado de fondo -con el sándalo y el incienso-, pero la nota cítrica siempre domina la composición.

Se trata de un eau de toilette cítrico y adictivo, de esos que uno no puede para de oler. Tiene la gran virtud de perfumar la piel intensamente y ostenta una destacable longevidad. Sin embargo, no es agobiante, no satura al olfato. Ideal también para éstos días en que el calor sofocante ha irrumpido en Buenos Aires.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de JoAnne Bassett.

foto: Joannebassett.com

JoAnne Bassett Le Voyage – Citrus light baggage

The song by Nino Bravo “Un beso y una flor” (“A kiss and a flower”) mentioned a “lightweight luggage for such a long journey”.  It’s true that there is nothing better than traveling with light baggage: just carry the essentials, nothing to overwhelm our enjoyment of what lies ahead of the road.

It’s also great to travel wearing a perfume that accompanies us and does not saturate us. JoAnne Bassett  (whom I had the pleasure of meeting at the Santa Monica exhibition) is one of the forerunners in American niche perfumery. She showed me her book, her table covered with beautiful bottles and she invited me to try her creations, including Le Voyage.

Its ingredients are 100% natural. The citrus note is like a sweet lemon, with so much contundence that makes us think we can chew it. The heart is floral: Otto white roses, jasmine Sambac and pink lotus. There is a soft-background  woody contrast with the sandalwood and incense, but the citrus note is always dominating the composition.

It’s an addictive citrus eau de toilette, the kind that you can’t stop smelling. It has the great virtue of intensely perfuming the skin and it boasts a remarkable longevity. However, it is not overwhelming, the fragrance does not saturate. Ideal also for those days when the sweltering heat has broken into Buenos Aires.

Virginia

Origin of sample: courtesy of JoAnne Bassett.