Tag Archives: albahaca – basil

Eau d’Italie Jardin Du Poete – Un terceto inspirado por las Musas

foto: Offthegridnews.com

Poetas de letras hay y hubieron muchos. Pero “poetas de perfumes” hay y hubieron muy pocos. Entre nuestros favoritos de esta última categoría, se encuentra Bertrand Duchaufour -como seguramente ya lo habrán notado- quien compuso Jardin Du Poete (2011) para la marca de nicho Eau d’Italie.

Con este eau de toilette unisex, el autor “escribe” una historia inspirada por aromáticos jardines sicilianos y huertos de naranjos; épocas antiguas, cuando los poetas se consagraban a Apolo, el dios que dirigía el coro de las Musas que los inspiraban a componer música y poesía.

Los primeros versos de Jardin Du Poete evocan agua y un verde herbáceo. También una frescura diáfana gracias a la apertura de notas de pomelo y albahaca. La combinación no es oscura. Está magistralmente ligada con lo hesperidado de la naranja amarga que -contrariamente a lo que indica su nombre- se percibe dulce.

La estrofa media del poema relata también lo cítrico pero ya fundido con la piel, cada vez más dulce y cada vez más chispeante, gracias a la métrica que comienza a marcar la pimienta rosa. Se suman unas exclamaciones florales silvestres de siempreviva (helicrysum o immortelle).

Una nota de ciprés asoma, muy tímida, a los 10 minutos de aplicado. Lo áspero de la madera es redondeado con almizcle, logrando un terceto perfecto sobre la piel. Así, Duchaufour cierra líricamente la última estrofa de este poema tan evocador.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de la marca

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 25/01/12.

foto: Eauditalie.com

Chanel Les Exclusifs Bel Respiro – Bucólico paseo olfativo

foto: Ocio-escrito.blogspot.com

Jacques Polge es el artífice de la línea Les Exclusifs de Chanel. Para concretar semejante obra, creó unas fragancias y recreó otras. Una de estas últimas es Bel Respiro.

Cuenta la historia que Coco Chanel adquirió -en 1920- una casa de campo en una zona residencial, a 12 km. de París. Allí, las elegantes mansiones con grandes parques se entremezclan -sinuosos y estrechos caminos mediante- con los bosques húmedos y frondosos.

Las mañanas frescas de rocío y los atardeceres de pasto recién cortado en la villa Bel Respiro fueron la principal fuente de inspiración para esta fragancia, primaveral y verde. Salvaje y domesticada naturaleza emana en las primeras notas -casi amargas- de hierbas aromáticas: tomillo, romero y hojas partidas de albahaca fresca.

La nota floral es blanca, gracias a un nardo que se abre lentamente en el corazón de esta exhalación verde. A medida que pasan los minutos, el bosque salvaje que se imponía como una catedral va cediendo el escenario olfativo -poco a poco- a un domesticado jardín en primavera. Un toque dulce de cuero sella suavemente la composición luego de un largo rato.

Imagino los paseos inspiradores de los que habrá disfrutado allí la icónica Mademoiselle: cada uno de ellos quedan inmortalizados en cada frasco de Bel Respiro que se destapa.

Virginia

Origen de la fragancia: comprada en la boutique Chanel.

Nota: esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 23/11/11.

foto: Chanel.com

Bond No.9 New York Fling – Buena compañía

foto: Theflowersavenue.com

Mi colección de fragancias está dominada por perfumes serios: chipres conservadores, extraits añejos cuidadosamente conservados, orientales opulentos, creaciones conceptuales y aromas nostálgicos que pueden hacerme llorar en un solo “pschitt”.

New York Fling, creado para Bond No. 9 por Laurent Le Guernec, no encaja demasiado en mi noción  de cómo debería oler un perfume  especialmente  trascendental. Sin embargo se convirtió en una de mis fragancias de cabecera en días calurosos y opresivos.

Lo encontré por primera vez un día en que buscaba específicamente  un  perfume fresco, coqueto y divertido. Este líquido (aún desconocido para mí) debía ser lo suficientemente versátil como para poder acompañarme a trabajar o a una fiesta con amigos; no invasivo pero con buena duración; limpio y con una pizca de dulzura, pero tampoco demasiado dulce…y tampoco terriblemente complejo. No quería un perfume que exigiera ser comprendido, sólo disfrutado.

Al rociarlo, me saludó un alegre estallido de  bergamota y clementina (un híbrido de mandarina y naranja amarga). La albahaca -una hierba que adoro tanto en perfumería como en la cocina- agregó su característico aroma verde y anisado, que funciona de maravillas en días de calor. Luego de  pocos minutos, una destacable nota de fresia llegó para prestar su feminidad sin pretensiones a la mezcla. En el fondo me topé con notas casi imperceptibles de  almizcle y ámbar. No olía como perfume, sino como el aroma de la piel fresca luego de una ducha. Cumplía con los requisitos. Esperé unas pocas horas a fin de testear su longevidad y regresé a la tienda para buscar una botella.

New York Fling es dinámico y contagia alegría. Estoy segura de que este fling va a convertirse en una relación a largo plazo.

Caro

Nota Bene: La palabra fling refiere a una relación amorosa casual y sin ataduras.

Origen de la muestra: Botella comprada en Perfumerías Rouge, Buenos Aires

foto: Perfumeriasrouge.com

Bond No.9 New York Fling – Good company

My fragrance wardrobes is dominated by serious scents: conservative chypres, carefully preserved vintage extraits, opulent multilayered orientals, conceptual creations  and  nostalgic scents that can make me cry in just one spritz.

New York Fling, created for Bond No. 9 by nose Laurent Le Guernec, doesn’t quite match my idea of how a particularly trascendental perfume should smell like. Nonetheless it has become one of my go-to scents during oppressively hot Summer days.

I stumbled upon it one day I was specifically looking for a flirty, fresh and fun fragrance.  This still undiscovered (by me) juice had to be versatile enough to escort me to work or to a party with friends; non-obtrusive but with good longevity; clean with a hint of sweetness, but just not too sweet…and also not terribly complex. I didn’t want a scent that demanded to be understood, just enjoyed.  

Upon spraying, I was greeted by a joyful citrusy burst of bergamot and clementine (a hybrid of mandarin and bitter orange). Basil -an herb I love in my fragrances as much as in my kitchen- added its characteristic green anisic aroma that works like a charm in hot weather. After a few minutes, a noticeable  freesia note lent its pretty and unassuming femininity to the blend.  In the base I detected barely-there notes of musk and amber.It didn’t smell perfumey, more like the smell of skin, fresh after a shower. It fitted the bill. I waited for a few hours  in order to road-test its longevity and returned to the store to purchase a bottle.

New York Fling is dynamic and possesses a contagious cheerfulness. I am sure this fling will evolve into a committed relationship. 

Caro

Origin of sample: Bottle purchased at Perfumerías Rouge, Buenos Aires

Dior Diorella (vintage) – Glorioso chipre frutado

imagen: Bellesdepub.free.fr         artista: René Gruau

 Edmond Roudnitska fue un visionario, un genio adelantado a su época y un prolífico compositor. Entre las joyitas que creó se cuenta Le Parfum de Therese (muy avant-garde para los 1950s con su nota de melón), Femme, Eau d’Hermes, el emblemático Diorissimo (aún hoy la fragancia contra la que se miden todos los demás muguets) y Eau Sauvage. Y, por supuesto, Diorella.

Este último es quizás el perfume que mejor encarna el estilo de perfumería del Sr. Roudnitska. También se rumorea que fue su creación favorita. Cuando avisté una botella de eau de cologne y otra de extracto, no pude resistir la tentación. Se dice que Diorella es la contraparte femenina de Eau Sauvage aunque, la verdad sea dicha, ambos son perfectamente unisex.

Diorella presenta una salida punzante, con limón, bergamota y albahaca. Es también agradablemente refrescante de una manera tradicional (nada de notas marinas u ozónicas). El ciclamen, la madreselva y el jazmín tienen una fuerte presencia en la mezcla, aunque entretejidos con melón y durazno. El jazmín es especialmente indólico y redondea la composición. Las frutas se perciben como carnosas y muy maduras, casi goteando néctar.

El aspecto indólico del jazmín y la adición de almizcle brindan una cierta cualidad animal que vuelve la mezcla sorprendentemente sensual para un perfume tan refrescante. Diorella sin embargo, lleva su sex-appeal con desenfado.

No he olido Diorella en su encarnación actual. Ruego a Dios esperando que honre la memoria del original. 

Caro

Origen de la muestra: Botellas compradas en Perfumería Togat’s, Buenos Aires

foto: Collectibleperfumes.com

Dior Diorella – Glorious fruity chypre

Edmond Roudnitska was a visionary, a genius ahead of his time and a prolific composer. Among the gems he created one can count Le Parfum de Therese (quite avant-garde for the 1950′s with its melon note), Femme, Eau d’Hermes, the iconic Diorissimo (still the fragrance against which all other lily of the valleys are measured) and Eau Sauvage. And, of course, Diorella.

The latter is probably the fragrance that best embodies Mr. Roudnitska‘s perfumery style. It is also rumored to have been his favorite creation. When I spotted a bottle of eau de cologne and another one of extrait, I couldn’t resist the temptation. Diorella is said to be the feminine counterpart to Eau Sauvage although, really, both of them are perfectly unisex.

The opening is sharp, with lemon, bergamot and basil. It is also pleasantly refreshing in a traditional way (no marine or ozonic notes). Cyclamen, honeysuckle and jasmine are strongly present in the composition though interwoven with melon and peach. The jasmine is especially indolic and adds roundness to the blend. The fruits seem fleshy and overripe, almost dripping with juice. 

The indolic aspect of the jasmine and the addition of musk give a certain animalic quality which renders Diorella surprisingly sensual for such a fresh fragrance. She, however, carries her sex-appeal with nonchalance.

I haven’t smelled Diorella in its current incarnation but I pray to God it honors the memory of the original.

Caro

Origin of sample: Bottles purchased at Perfumería Togat’s, Buenos Aires