Tag Archives: durazno – peach

Vero Profumo Rozy – La rosa tatuada

foto: Emma Livingston

foto: Emma Livingston

Durante los meses previos a su lanzamiento en Esxence, Vero Kern estimuló la curiosidad de sus devotos admiradores con imágenes que transmitían sensaciones relacionadas con la nueva fragancia: rosas purpúreas,  casi negras;capullos convirtiéndose en cenizas; Dame Barbara Cartland; (el artista anteriormente conocido como) Prince y, finalmente, Anna Magnani, a quien este perfume homenajea.

Cuando nos encontramos el último mes de julio, la Srta. Kern me había  contado que el extrait sería una rosa muy oscura -si bien no literal- y  que el eau de parfum tendría un aspecto más rosado, pero eso era todo lo que yo sabía al respecto. Frívolo, iridiscente, aterciopelado y erótico eran algunos de los adjetivos que flotaban en el aire. De acuerdo con la tradición de Vero Profumo, la nueva creación recibió un nombre de cuatro letras: Rozy.

Rozy hace un guiño a ciertos grandes clásicos y no es tan “rosado” como su nombre permitiría suponer, así que aquellos que no tienen una afición especial por las rosas podrían disfrutarlo también. Ambos eau de parfum and voile d’extrait son complejos y dinámicos.

Rozy Eau de Parfum es definitivamente digno de Lolita: todo duraznos y crema, rosas y satén rosado.Me recuerda un poco a Nahéma pero Nahéma es caleidoscópico, mientras que Rozy es iridiscente y mucho más sutil; como una acuarela opuesta a la densa pintura al óleo de Nahéma. Un delicado velo aldehídico cubre una rosa aduraznada que, en el transcurso de las horas, se desvanece en una estela de polvo de sándalo. Coqueto, provocativo y tentador, prácticamente me obliga a pestañear con la velocidad de las alas de un colibrí.

Rozy Voile d’Extrait es una mujer con pasado. Es rosas y transpiración y cigarrillos y sexo. El característico olor frutado-urinoso de los bourgeons de cassis en la salida trae a la mente a los gatos que Magnani tanto adoraba. La rosa aquí está mezclada magistralmente con una tuberosa de excelente calidad (estoy casi segura de que es el mismo absoluto de tuberosa que la Srta. Kern usó en Mito).  Algo crudo y primitivo acecha por debajo de este exterior sofisticado; quizás el aroma de la fruta muy madura, nectarina y casi pasada, como la que Edmond Roudnitska hizo brillar en Femme, Diorella y Le Parfum de Thérèse. Pero Diorella y Thérèse parecen castos en comparación y sólo la versión vintage de Femme podría competir con la aplomada sensualidad de Rozy. La rosa y la tuberosa cobran progresivamente tonalidades de miel hasta que la sensación acuerada del cistus, como una voz ronca, manifiesta su presencia.

El mejor elogio para Rozy vino de parte de mi marido quien -cansado de que le pida su opinión sobre cada perfume que pruebo- desarrolló dos respuestas standard que alterna aleatoriamente: “jabonoso” y “atalcado”. Cuando le pedí que por favor probara Rozy, exclamó “¡Es muy Anna Magnani!”.

Caro

Origen de las muestras: Muestras gentileza de Campomarzio 70

foto: Toutceciestmagnifique.com  fotógrafo: John Phillips  Anna magnani, Roma, 1947

foto: Toutceciestmagnifique.com    fotógrafo: John Phillips   Anna Magnani, Roma, 1947

Vero Profumo Rozy – The rose tattoo

During the months prior to its launching at Esxence,Vero Kern kept teasing her devout admirers with images that conveyed the feel of the upcoming  fragrance: blackish purple roses, blooms turning to ashes, Dame Barbara Cartland, (the artist formerly known as) Prince and, finally, Anna Magnani,to whom this perfume pays tribute.

When we met last July, Ms. Kern had told me the extrait would be a very dark -although not literal- rose and the eau de parfum  would be pinkier in appearance, but that was all I knew about it. Frivolous, iridescent, velvety and erotic were some of the adjectives that floated around. In accordance to the Vero Profumo tradition, the new creation received a four letter name: Rozy. Rozy nods at some of the great classics and it is not as rosy as its name might suggest, so those who are not especially fond of roses might enjoy it too. Both eau de parfum and voile d’extrait are complex and dynamic.

Rozy Eau de Parfum is definitely Lolita-esque: all peaches and cream, pink satin and roses. It reminds me a bit of Nahéma but whereas Nahéma is kaleidoscopic, Rozy is iridescent and much more subtle; like a watercolor opposed to Nahéma’s dense oil. A delicate aldehydic veil covers a peachy rose which, over the course of hours, fades into a trail of sandalwood dust. Flirty, provocative and enticing, it almost forces me to bat my eyelashes at the speed of hummingbird wings.

Rozy Voile d’Extrait is a woman with a past. It’s roses and sweat and cigarettes and sex. The characteristic fruity-urinous smell of the bourgeons de cassisin the openingbrings to mindthe cats Magnani adoreded so much. Rose is here masterfully blended with a tuberose of excellent quality (I am almost sure it is the same tuberose absolute Ms. Kern used in Mito).  Something very raw and primal lurks underneath the sophisticated exterior; perhaps the scent of overripe fruits, nectarous and just past its prime, like the ones Edmond Roudnitska made shine in Femme, Diorella and Le Parfum de Thérèse. But Diorella and Thérèse seem chaste in comparison and only vintage Femme could compete with Rozy‘s  mature sensuality. The rose and tuberose become progressively honeyed until the leathery feel of labdanum, much like a raspy voice, manifests its presence.

The best compliment for Rozy came from my  husband, who -tired of my asking his opinion on every single fragrance I  try- has  developed two standard answers which he randomly alternates: “soapy” and “powdery”. When I asked him to please sniff Rozy, he declared “This is totally Anna Magnani!”.

Caro

Origin of sample: samples courtesy of Campomarzio 70

 

Vero Profumo Mito (voile d’extrait) – Curvas peligrosas

imagen: Commons.wikimedia.org artista: Willem van Aelst  "Naturaleza muerta con ratón", 1674

imagen: Commons.wikimedia.org    artista: Willem van Aelst    “Naturaleza muerta con ratón”, 1674

En 2013, la perfumista suiza Vero Kern lanzó una nueva concentración para sus cuatro fragancias (Kiki, Rubj, Onda y Mito): voile d’extrait, equivalente en potencia a un eau de parfum. La fórmula es en este caso  similar a la de sus extractos.  Debe notarse que las eaux de parfum de la línea Vero Profumo consisten en una fórmula diferente y la mayoría de ellas presenta una nota característica de  fruta de la pasión (maracuyá).

Los voiles d’extrait resultan ideales para quienes encuentran engorroso el ritual de aplicar su perfume con la tapita del frasco. Me complace reportar que la concentración más ligera no va en detrimento de su sustancialidad: los voiles se sienten menos compactos pero aun así potentes. Debido a esta menor densidad resulta mucho más fácil apreciar las distintas notas en ellos que en los extraits.

Mito voile d’extrait vuelve a trabajar el motivo de los jardines de la Villa d’Este y mantiene el burbujeo del eau de parfum original. Luego de la salida -alimonada, jugosa- se nutre de una abundante dosis de tuberosa y durazno (aquí pueden apreciarse con facilidad los aspectos gomosos de un absoluto de tuberosa excepcional). El verdor musgoso ofrece un fondo de terciopelo oscuro para las flores y frutas. En consecuencia, aunque  tan umbrío como su predecesor, se vuelve mucho más carnoso, curvilíneo. Si Mito EdP podía apagar la sed con su amargor efervescente, Mito VdE, en cambio, abre el apetito e invita a morder. La fragancia hace un guiño a los magníficos chipres de antaño a través de la cualidad chispeante de Cristalle, la madurez de Femme (vintage) y la oscuridad de Mitsouko, pero tiene su propia identidad. La sensación atemporal y el erotismo presentes en todas las creaciones de la Srta. Kern brillan en esta joyita.

Caro

Origen de la muestra: Muestra gentileza de Campomarzio 70

Pueden leer nuestra reseña de Mito eau de parfum aquí

foto: Bloomperfume.co.uk

foto: Bloomperfume.co.uk

Vero Profumo Mito (voile d’extrait) –  Dangerous curves

In 2013 Swiss nose Vero Kern launched a new concentration for her four fragrances (Kiki, Rubj, Onda and Mito): voile d’extrait, equivalent in strength to eau de parfum. The formula, in this case, is similar to that of her extraits.  One must note that the eaux de parfum in the Vero Profumo range consist of a different formula  and most of them boast a characteristic  passionfruit note.

The voiles d’extrait are  ideal for those who are not too fond of the ritual of dabbing. I am happy to report that the lighter concentration doesn’t detract from their substantiality: the voiles feel less compact though still potent. Due to this lesser density, it becomes much easier to appreciate the different notes in them than in the extraits.

Mito voile d’extrait reworks the motif of the Villa d’Este gardens and retains the bubbliness of the original eau de parfum. After the opening –  lemony, juicy it is fed a generous dose of tuberose and peach (the rubbery aspects of an outstanding tuberose absolute can be easily appreciated here). The mossy greenness provides a dark velvety backdrop for the fruits and flowers. In consequence, and although it remains as shady as its predecessor, it becomes much fleshier, curvier. If Mito EdP could quench one’s thirst with its effervescent bitterness, Mito VdE  whets one’s appetite and invites to take a bite. The fragrance nods at the magnificent chypres of yore through the sparkling quality of Cristalle, the ripeness of (vintage) Femme and the darkness of Mitsouko, but it has its own identity. The timeless feel and eroticism present in all of Ms. Kern‘s creations shine in this jewel of a fragrance.

Caro

Origin of sample: Sample courtesy of Campomarzio 70

You may read our thoughts on Mito eau de parfum here

imagen: Commons.wikimedia.org artista: Willem van Aelst  "Naturaleza muerta con canasto de frutos en un estante de mármol", 1650

imagen: Commons.wikimedia.org       artista: Willem van Aelst      “Naturaleza muerta con canasto de frutos en un estante de mármol”, 1650

Ormonde Jayne Ta’if – Una flor apetitosa

foto: Alarabiya.net

foto: Alarabiya.net

Ormonde Jayne fue fundada por Linda Pilkington en 2002. El nariz Geza Schoen colaboró con la Srta. Pilkington en la creación de sus fragancias. Las primeras boutiques fueron inauguradas en Londres, pero la marca se ha expandido ya a otros puntos de venta a través de Europa, muchos de ellos en Alemania. Todo en Ormonde Jayne resulta pulcro y estéticamente agradable: desde el packaging a la página web a los productos mismos.
Unos cinco años atrás compré Ta’if sin haberlo probado (lo sé, lo sé…ya no hago más esas cosas) y aunque esperaba que me gustara, su hermosura me dejó sin aliento. Original sin desviarse de los cánones clásicos de belleza, Ta’if es técnicamente un floral oriental. Difiere de la mayoría de las fragancias de esta familia en que, por comparación, se siente dinámico y brillante; casi parece centellear. Ta’if debe su nombre a la Rosa de Ta’if (Rosa Damascena var. Trigintipetala) que crece en Ta’if, Arabia Saudita. Esta variedad (la misma especie que la rosa búlgara) se ha cultivado en la zona por más de 300 años y ha ganado reputación mundial.
En el perfume epónimo de Ormonde Jayne, la rosa de Ta’if parece el centro de mesa de un banquete en el que abundan delicias de Medio Oriente, un festín para los sentidos. Una cantidad generosa de pimienta rosa y hebras de azafrán es espolvoreada sobre jugosos duraznos y dorados dátiles Deglet Noor. Las especias brindan un buen contrapunto a las frutas que, de otra manera resultarían excesivamente dulces. Aunque es claro que la rosa domina la composición, se torna más redondeada y sensual a través del agregado de flor de naranjo y una base ambarada. La mezcla es exótica y compleja pero sin embargo depurada; su longevidad y sillage son excelentes.
Ta’if brilla mejor cuando se combina con humor festivo, atuendo igualmente celebratorio y una copa de champagne.

Caro

Origen de la muestra: Botella de eau de parfum comprada en boutique Ormonde Jayne, Londres

foto: Ormondejayne.com

foto: Ormondejayne.com

Ormonde Jayne Ta’if – A mouthwatering flower

Ormonde Jayne was founded by Linda Pilkington in 2002. Nose Geza Schoen collaborated with Ms. Pilkington in the creation of her fragrances. The first boutiques were opened in the city of London, but the brand has since expanded to other salespoints throughout Europe, many of them in Germany. Everything about Ormonde Jayne seems pulchritudinous and aesthetically pleasing: from the packaging to the website to the products themselves.

Some five years ago I purchased Ta’if unsniffed (I know, I know…I don’t do it anymore these days) and although I had -of course- expected to like it,its beauty rendered me breathless.Original without bending classic beauty standards, Ta’if is technically a floral oriental. It differs from most fragrances of this family in its comparatively dynamic and bright feel; it almost seems to sparkle.Ta’if owes its name to the Ta’if Rose (Rosa Damascena var. Trigintipetala) grown in Ta’if, Saudi Arabia. This variety (the same species as Bulgarian rose) has been cultivated in the area for over 300 years and has earned worldwide reputation.

In the eponymous Ormonde Jayne fragrance, Ta’if rose seems to be the centerpiece of a banquet where Mid-Eastern delights abound, a feast for the senses. A generous amount of pink pepper and saffron threads is sprinkled over juicy peaches and golden Deglet Noor dates. The spices provide good balance to the otherwise excessive sweetness of the fruits. Although rose clearly dominates the composition, it is rendered rounder and more sensuous with the addition of orange blossom and an ambery base. The blend is complex and exotic but nonetheless streamlined; its longevity and sillage are excellent.
Ta’if shines at its best when paired with a festive mood, equally celebratory attire and a glass of champagne.

Caro

Origin of sample: Bottle of eau de parfum purchased at Ormonde Jayne boutique, London

foto: Ecosalon.com

foto: Ecosalon.com

Viktoria Minya Hedonist – Nace una estrella

foto: Pierreherme.com

foto: Pierreherme.com

Luego de mucha anticipación, pudimos finalmente probar la opera prima de la perfumista húngara Viktoria Minya. La joven Viktoria se capacitó en el Grasse Institute of Perfumery y trabajó para otras casas antes de crear su propia marca, Parfums Viktoria Minya, en 2011.

Hedonist es un floral frutado (o, mejor dicho, un imponente floral frutado): un floral frutado para adultos, femenino en extremo y no excesivamente joven. Creado a la manera de las grandes composiciones clásicas, nos recuerda esa edad dorada de la perfumería, antes de que la aparición de naditas ozónicas-acuosas invadiera el mercado.

Elegante sin arrogancia, Hedonist rezuma calidad. La botella guarda cuentas de cristal checo amarillo que anuncian luminosidad y calidez. Dulce y de estilo muy francés, el líquido nos evoca apetitosas golosinas. Virginia percibe reminiscencias de amaretti (¿hay heliotropo allí?), mientras que Caro visualiza jugosos duraznos rociados con miel. Después del postre, las flores se abren en todo su esplendor: la luminosa flor de naranjo y el sensual jazmín sambac imprimen su feminidad lasciva a la mezcla. El fondo -todo maderas preciosas y tabaco– presenta una fina textura empolvada, diáfana como organza de seda.

Hedonist es un nombre apto para un perfume tan alegre y festivo: condensa delicias de confitería, las flores más frescas, buen tabaco, licores y lujosas sedas.  El resultado es una fragancia sustancial con excelente longevidad y sillage notable.  Si las próximas creaciones de la Srta. Minya siguen los pasos de Hedonist, es probable que tengamos una nueva estrella.

Caro y Virginia

Origen de la muestra: Muestras cortesía de Parfums Viktoria Minya

foto: Viktoriaminya.com

foto: Viktoriaminya.com

Viktoria Minya Hedonist – A star is born

After much anticipation we were finally able to try the opera prima of Hungarian perfumer Viktoria Minya. The young Viktoria was trained at the Grasse Institute of Perfumery and she worked for other houses before creating her own brand, Parfums Viktoria Minya, in 2011.

Hedonist is a fruity floral or -better put- a grand fruity floral: a fruity floral for grown ups, feminine to the extreme and not excessively young. Created in the manner of the great classical compositions, it reminds us of the golden age of perfumery, long before ozonic-watery-nothings invaded the market.

Elegant though not conceited, Hedonist oozes quality. The bottle contains yellow Czech crystal beads which seem to announce luminosity and warmth. Sweet and very French in style, the juice evokes mouthwatering treats. Virginia finds it reminiscent of amaretti biscotti (is there heliotrope in here?), while Caro envisions juicy peaches drizzled with honey. After dessert, the flowers bloom in full glory: luminous orange blossom and sensual jasmine sambac imprint their feminine lasciviousness to the blend. The drydown -all about precious woods and tobacco– presents a fine powdery texture, as sheer as silk organza.

Hedonist is a fitting name for a perfume  this  joyful and celebratory: it condenses confectionery delights, the freshest flowers, fine tobacco, liquors and luxurious silks. The result is a substantial fragrance with excellent longevity and notable sillage.  If Ms. Minya‘s next creations follow in the steps of Hedonist, it is likely we will have a new star .

Caro & Virginia

Origin of sample: Samples courtesy of Parfums Viktoria Minya

foto: Justballet.co.uk

foto: Justballet.co.uk

Masakï Matsushïma M – Bandera española tropicalmente japonesa

foto: Zorruno.blogspot.com.ar  Lantana Camara o Banderita Española.

foto: Zorruno.blogspot.com.ar Lantana Camara o Banderita Española.

El título-incógnita de la reseña de hoy viene con pistas para entenderlo. Hay que prestar atención a las palabras enfatizadas (cursiva+negritaasí). El diseñador japonés Masakï Matsushïma estudió en el Bunka Fashion College, una de las escuelas de moda más prestigiosas de Japón. Sponsoreado nada menos que por Issey Miyake, lanza su propia marca en 1992. En 2001 se aventura por el mundo de las fragancias de la nariz del perfumista Jean Jacques.

En el 2005, lanza M by Masakï Matsushïma, una fragancia unisex muy particular. Se distingue porque, en general, los unisex suelen ir por el lado de las notas acuáticas o aromáticas. En cambio M incursiona desfachatadamente por el sendero de lo frutal. Los primeros segundos después de aplicado parece inofensivo: apenas asoma una nota a pomelo, muy suave y dulzona.

Luego descubro que lo dulce no viene del pomelo, sino de una fusión impenetrable de durazno y litchi. El resultado es definitivamente tropical, como si estuviéramos percibiendo el aroma de mangos y papayas maduros. La intensidad va in crescendo y se torna un tanto empalagosa. El iris da el toque floral, un tanto salvaje.

Aunque esté presente el almizcle -nuestro “amigo tierno” de las notas base- esta fragancia prácticamente no se suaviza. Queda en la piel un aroma intenso que puede fatigar rápidamente al olfato. Huele muy similar a la Lantana Camara (flor más conocida como “Banderita Española”).

Pienso que el hecho de que M sea unisex, no significa que pueda llevarlo cualquiera.

A propósito, ¿se entendió el por qué del título?

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de perfumerías Nadia.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 17/04/12.

 

foto: Parfumlux.ru

foto: Parfumlux.ru