Tag Archives: gardenia

Fragonard Belle de Nuit – La batalla y la paz

foto: Visoflora.com

foto: Visoflora.com

La silvestre belle de nuit, o mirabilis jalapa, es una de las flores más populares del mundo. Tiene diferentes nombres según el lugar (dama de nocheDon Pedro, Don Diego…). Además, puede “cruzarse” para mezclar sus colores y se reproduce con facilidad. Sin embargo, es conocida principalmente por su capacidad de abrirse sólo por las noches y perfumar el aire con su dulce y salvaje aroma.

En 2001, la maison Fragonard lanzó este eau de toilette ultra femenino y tradicional. Es floral y frutado, juvenil en la línea del ya clásico de CacharelAnaïs Anaïs. Au debouché, es mucho más armónica que una vez aplicada sobre la piel. Las notas de salida son bastante intempestivas: mirabilis, ylang-ylang y gardenia se trenzan en una trifulca olfativa para ver quién sale primero.

Sin embargo, esta batalla cuerpo a cuerpo, muestra un corazón más amigable. El geranio se presenta como conciliador entre las notas de salida y las medias. Se abren paso la rosa y la violeta, cual señoras de la diplomacia. Gracias a la reconfortante y discreta base dulce de ciruela -junto con un horizonte amaderado– se termina de brindar sosiego al olfato. Cual sello con lacre, el musk o almizcle final es la garantía de que se ha logrado la paz.

En otras palabras, Belle de Nuit me ha parecido un perfume apto para romper esquemas y no pasar inadvertida. Eso sí, hay que estar dispuesta a portar las primeras caóticas notas para poder disfrutar de la armonía final.

Virginia

Origen de la muestra: obsequio de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 01/02/12.

foto: Fragonard.com

foto: Fragonard.com

 

Puredistance Opardu – Venus victoriosa

foto: Wga.hu artista: Antonio Canova, "Venus Victrix", 1805-1807

foto: Wga.hu         artista: Antonio Canova, “Venus Victrix”, 1805-1807

Entre 1805 y 1808, Antonio Canova esculpió su Venus Victrix, una estatua en mármol blanco que representa a Paulina Borghese (neé Bonaparte). Se dice que Canova quería representar a la flamante princesa Borghese como la más casta Diana (la desnudez era controvertida, tratándose de una persona de alto rango) pero ella insistió con Venus. Paulina era una belleza célebre que no guardaba sus encantos para sí misma. En la escultura, sostiene en su mano la manzana dorada que Paris dio a Venus al consagrarla como la diosa más bella. La estatua, hoy expuesta en la Galleria Borghese  estaba originalmente encerada, de manera que el fino mármol apareciera aún más lustroso. Debe haberse visto magnífica a la luz de las velas. 

Si Puredistance I encarna la pureza; Antonia, el refinamiento y Puredistance M, un sex-appeal peligroso; entonces Opardu es belleza que no puede ser discutida, belleza sin par: belleza victoriosa.

Creado por Annie Buzantian y lanzado en 2012, Opardu evoca en su suavidad extremidades marmóreas y redondeadas. Esta nostálgica celebración de la feminidad se presenta bajo el aspecto de un opulento bouquet blanco. Unas perfumadas lilas son el corazón mismo de este ramillete. Lamentablemente las lilas han pasado de moda y hoy es difícil encontrar fragancias lila-céntricas de buena calidad. Opardu es una excepción honrosa. 

Aquí las lilas están rodeadas por otras flores: gardenia, jazmín y tuberosa prestan su sensualidad característica y, con ellas, la mezcla se vuelve más voluptuosa y carnal, casi pulposa. Heliotropo y clavel refuerzan la evocación de los días de antaño. Una cremosidad jabonosa, reminiscente de los productos de tocador más finos, define la personalidad de esta fragancia.

A pesar de esta profusión de notas aparentemente anticuadas, Opardu es verdaderamente atemporal y se convirtió en producto de culto apenas fue lanzado al mercado. Su hermoso sillage floral resulta tan actual hoy como lo hubiera sido durante la Belle Époque o en los tiempos de Paulina Borghese.

Opardu, al igual que las otras creaciones de Puredistance, se encuentra disponible solamente en concentración parfum.

Caro

Origen de la muestra: muestra gentileza de Puredistance

foto: Puredistance.com

foto: Puredistance.com

Puredistance Opardu – Venus Victorious

Between 1805 and 1808, Antonio Canova sculpted his Venus Victrix, a statue in white marble that depicts Pauline Borghese (neé Bonaparte). It is said Canova wanted to represent the brand-new princess Borghese as the more chaste Diana (nakedness was controversial for a person of high rank) but she insisted on Venus. Pauline was a celebrated beauty who didn’t keep her charms to herself. In the sculpture she is holding in her hand the golden apple that Paris awarded Venus, thus consecrating her as as the most beautiful goddess. The statue, now exhibited at the Galleria Borghese was originally waxed so that even more lustre would be added to the already fine marble. It must have looked magnificent by candlelight.

If Puredistance I epitomizes purity; Antonia, refinement and Puredistance M, dangerous sex-appeal; then Opardu is beauty that can not be argued, unsurpassed beauty: triumphant beauty.

Created by Annie Buzantian and launched in 2012, Opardu evokes  rounded, marmoreal limbs in its smoothness. This nostalgic celebration of femininity appears under the guise of an opulent white bouquet. Fragrant lilacs are the very heart of this bouquet. Sadly, lilacs have gone out of fashion and it has become difficult to find lilac-centric perfumes of good quality today. Opardu is an honourable exception.

These lilacs are surrounded by other flowers: gardeniajasmine and tuberose lend their characteristic sensuality and, with them, the blend becomes more voluptuous and carnal, almost fleshy. Heliotrope and carnation reinforce the evocation of bygone days. A soapy creaminess, reminiscent of the finest toiletries, defines the personality of this perfume.

Despite this profusion of seemingly antiquated notes, Opardu is truly timeless and earned a cult following as soon as it was released. Its beautiful floral sillage smells as current today as it would have done during the Belle Époque or in the times of Pauline Borghese.

Opardu, like the other Puredistance creations, is available only in parfum concentration.

Caro

Origin of sample: sample courtesy of Puredistance

Ineke Perfumer Hothouse Flower – Una dulzura diferente

foto: Fotografia101.com

foto: Fotografia101.com

Ineke Rühland es una perfumista que se ha nutrido en diferentes países y de diversas fuentes. Nació en Canadá pero después se mudó a Europa para estudiar perfumería. Varios años después ella funda su propia marca en Estados Unidos (en San Francisco, California): Ineke Perfumer.

He tenido el placer de conocerla tanto a ella como a sus fragancias en el último Artisan Fragrance Salon. Así que me ofreció un blotter perfumado con su más reciente creación: Hothouse Flower (2012).

Se trata de un solifloral de gardenia con una apertura de hojas verdes, fresca, chispeante y transparente. Una nota de earl grey agrega un matiz astringente y tibio. Ciertos destellos de ajenjo hacen que vengan a mi mente ciertas reminiscencias de una humeante taza de té, específicamente de un blend floral.

En el medio de este eau de parfum hay una particular y empalagosa dulzura de higo mezclado con el áspero acento de arveja fresca del gálbano. Entonces arriba una diferente clase de dulzura: la nota de barbas de choclo (corn silk). No sé si se trata del nombre del ingrediente real o es sólo el descriptor, pero brinda una fabulosa transición hacia la perdurable base de guayaco almizclado.

Hothouse Flower es fresco pero intenso, un floral blanco sin ninguna conexión con jazmines ni tuberosas. Tiene tanta proyección (y sillage) como (invita a la)  introspección, y goza de una excelente fijación en la piel.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de Ineke Perfumer. 

foto: Bgfons.com

foto: Bgfons.com

Ineke Perfumer Hothouse Flower – A different kind of sweetness

Ineke Rühland is a perfumer who has taken nourishment from different sources and different countries. She was born and educated in Canada but then she moved to Europe to study perfumery. Several years later she founded her own brand in the U.S. (San Francisco, California): Ineke Perfumer.

I’ve had the pleasure of meeting her and sniffing her fragrances at the latest Artisan Fragrance Salon. It was there that she offered me a paper strip scented with her last creation, Hothouse Flower (2012).

It’s all about a gardenia soliflore with a fresh sparkling and translucent opening of green leaves. An earl grey tea note adds an astringent and warm hue. Hints of absinthe help to lead my mind toward memories of a steaming cup of some floral blend tea.

In the middle of this eau de parfum there is a particular cloying sweetness of fig mixed with the rough green pea accent of galbanum. And then arrives a different kind of sweetness: corn silk note. I don’t know if it is the real ingredient or just a descriptor word, but it brings a fabulous transition to a lasting musky- guaiac base.

Hothouse Flower is fresh but intense, a white floral without any jasmine or tuberose connections. It has as much projection (and sillage) as (it invites to) introspection and it has excellent longevity on the skin.

Virginia

Origin of sample: courtesy of Ineke Perfumer.

foto: Ineke.com

foto: Ineke.com

Robert Piguet Douglas Hannant – Gardenias para tí

foto: Lasplantasdemijardin.com

foto: Lasplantasdemijardin.com

En el año 2011, Aurelien Guichard diseñó este perfume inspirado en la alta costura. Con más de un guiño a su antecesor Fracas -la estrella indiscutida de Robert Piguet-Douglas Hannant (perfume homónimo del diseñador, pues fue presentado para su firma) es un floral blanco distinguido e impoluto.

Abren gardenias color marfil, salpicadas de flor de naranjo. Un toque frutal de peras le da astringencia y cierta austeridad refinada. El corazón es de una jugosa tuberosa que no alcanza a desplegar todo su esplendor. Pero las gardenias no dan el brazo a torcer, sino hasta que llega el jazmín, a paso redoblado e imponente.

El sándalo y el almizcle de la base son los que dan el veredicto en esta puja de flores blancas. Las dulces gardenias -quienes dominaban la escena hasta el momento-  sucumben ante el jazmín, el cual absorbe toda la sinergia de la composición para tornarse cada vez más “naftalínico”.

¡Gardenias para tí, oh sublime y triunfante jazmín!

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de perfumería Nadia, Madrid.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 24/05/12.

foto: Robertpiguetparfums.com

foto: Robertpiguetparfums.com

Neela Vermeire Créations Bombay Bling – Un enorme, perfecto floral frutado

imagen: Fineartamerica.com artista: Julie Kerns Schaper   Mango Tree

imagen: Fineartamerica.com      artista: Julie Kerns Schaper   Mango Tree

No he visitado India -aún- pero a juzgar por los perfumes de Neela Vermeire, debe ser un lugar de belleza y profundidad supremas.

Hablé brevemente acerca de Neela y sus fragancias en mi reseña de Trayee. Es una abogada que nació en India y ahora reside en París. Lanzó Neela Vermeire Creations -una línea que evoca a su país natal- con la colaboración del nariz Bertrand Duchaufour.

Bombay Bling, inspirado por la India de hoy, resulta tan caleidoscópico como Trayee o Mohur y más colorido que una película de Bollywood. Uno debe hacer un gran esfuerzo para estar triste -o incluso mantener la seriedad- al llevarlo. Este es un perfume extrovertido; tan expansivo y alegre como la risa de Neela.

El perfume abre ligeramente verde y algo agrio ¿Alguna vez mordieron la cáscara de un mango verdeBombay Bling parece compartir ese sabor resinoso de la piel del mango.  Luego de unos minutos, un opulento bouquet de flores blancas entra en escena: jazmín, gardenia y tuberosa añaden su encanto de femmes fatales al alegre mango. Las notas florales comienzan a desplegarse, lentamente volviéndose más dulces y lactónicas. Es este, a mi entender, el momento más refinado del desarrollo, enaltecido por una pizca de comino que enciende un aura de sensualidad. Para entonces el blend se percibe casi táctil, como seda de tonos vibrantes perfumada con vainilla y maderas preciosas. La longevidad es excelente, aunque no nuclear como en el caso de Trayee.

No he visitado India -aún- pero cuando lo haga, seguramente sentiré que he estado allí antes.

Caro

Origen de la muestra: Muestra cortesía de Neela Vermeire

foto: Luckyscent.com

foto: Luckyscent.com

Neela Vermeire Créations Bombay Bling – A huge, perfect fruity floral

I have never been to India -yet-  but if I am to judge by Neela Vermeire  fragrances, it must be a place of supreme beauty and depth.

I have already talked briefly about Neela and her fragrances in my review of Trayee. She is a lawyer who was born in India and now lives in Paris. She  launched Neela Vermeire Creations -a line that evokes her home country- with the collaboration of nose Bertrand Duchaufour.

Bombay Bling, inspired by present-day India, is as kaleidoscopic as Trayee or Mohur and more colourful than a Bollywood movie. One should make a big effort in order to feel blue -or even keep serious- while wearing it. This is an extroverted fragrance;  as expansive and joyful as Neela‘s laughter.

The fragrance opens slightly green and tangy. Have you ever bitten into the skin of a green mangoBombay Bling seems to share that resinous flavor of mango skin.  After a few minutes a lush bouquet of white flowers enters the scene: jasmine, gardenia and tuberose add their femme fatale charm to the cheerful mango. The floral notes begin to unfold, slowly becoming sweeter and lactonic. This is, to my nose, the most refined stage of the development. A light sprinkling of cumin sets an aura of sensuality aglow. The blend, by now, seems almost tactile, like bright-colored silk that has been scented with vanilla and precious woods. The longevity is excellent, but not nuclear as in the case of Trayee.

I have never been to India -yet- but when I visit, I will probably feel like I’ve been there before.

Caro

Origin of sample: Sample courtesy of Neela Vermeire