Tag Archives: ajenjo – absinthe

Puredistance Black – Terciopelo y humo

foto: Onlinefabricstore.net

foto: Onlinefabricstore.net

Cuando una casa ofrece un rango pequeño y sólido en el que cada perfume exuda calidad, una se vuelve ansiosa ante las noticias de un nuevo lanzamiento. La espera para olisquearlo se hizo más larga que nunca; lo fue de hecho, porque el Sr. Cartero tardó el doble de tiempo en llegar a mi puerta con la preciada muestra.

Puredistance, una vez más, no defrauda. Su creación más reciente, Black, está a la altura de la belleza moderna aunque de proporciones clásicas de I, Antonia, M y Opardu. El nuevo perfume se corresponde con el lema “elegancia atemporal “de la casa, aunque se siente más contemporáneo que sus predecesores. Esta vez la marca eligió no revelar notas ni ingredientes y permitir que el foco se desplace hacia las sensaciones que la fragancia provoca en cada usuario. “Imagine. Huela. Sienta. No analice” es el Leitmotiv. Black fue compuesto por el nariz Antoine Lie (Vice President Parfumeur Senior en Takasago),creador -entre otros- del infame y revolucionario Secretions Magnifiques. A no temer, el nuevo Puredistance no es tan polarizante ni por asomo.

La impresión inicial es de caos: la fogosa salida arde con notas de chile, canela y cardamomo verde, pronto superpuesta por el amargor del azafrán y ajenjo. Un ahumado toque de oud domina la mezcla por un rato y marca su carácter. No soy especialmente devota del oud, pero el efecto aquí es moderado y alcanza para tender un velo de misterio. El efecto del todo es opaco pero liviano y refinado. Mientras acerco la nariz a la muñeca no puedo sacarme de la cabeza imágenes de Bogart y Bacall. La progresión es tersa como el terciopelo. A medida que se torna más suave, hacia el fondo, vainilla, tabacco y tonka aseguran un dulzor afelpado, pero  la oscuridad nunca se desvanece por completo.

Como mujer, puedo usar Black con más comodidad que el curtido M, pero aún así prefiero olerlo sobre un hombre amado o un extraño guapo.

Black se encuentra disponible sólo en concentración parfum (25% de aceite); su proyección y longevidad son irreprochables.

Caro

Origen de la muestra: Muestra gentileza de Puredistance

foto: gentileza de Puredistance

foto: gentileza de Puredistance

Puredistance Black – Velvet and smoke

When a house offers a small, solid range in which every fragrance oozes quality, one becomes anxious before news of a new release. The long wait to sniff it seemed even longer; in fact it was, because Mr. Postman took twice the usual time to make it to my doorstep with the precious sample.

Puredistance, once again, does not disappoint. Its latest creation, Black, is up to par with to the modern yet classically proportioned beauty of I, Antonia, M and Opardu. The new fragrance lives up to the “timeless elegance”motto of the house, although it feels more contemporary than its predecessors.This time the brand chose not to disclose notes or ingredients and let the focus shift to the sensations provoked by the perfume in each wearer. “Envision. Smell. Feel. Don’t analyse”is the Leitmotiv.Black was composed by nose Antoine Lie (Vice President Parfumeur Senior at Takasago),creator -among others- of the infamous and revolutionary Secretions Magnifiques. Fear not, the new Puredistance is nowhere near as polarising.

The initial impression is one of chaos: its fiery opening smolders with notes of chili pepper, cinnamon and green cardamom, soon overlapped by the bitterness of saffron and absinthe. A smoky touch of oud dominates the blend for a while and brands its character. I am not especially devout of oud but the effect here is restrained and it suffices to cast a veil of mystery. The whole effect is opaque but lightweight and refined. As I near my nose to my wrist, I can’t shake from my head images of Bogart and Bacall. The progression is as smooth as velvet. As it turns softer, well into the drydown, vanilla, tobacco and tonka ensure a plushy sweetness but the darkness never completely fades away.

As a woman, I can wear Black more comfortably than the rugged M, but  I still prefer to smell this on a beloved man or on a handsome stranger.

Black is available in only parfum concentration (25% fragrance oil); its projection and longevity are beyond reproach.

Caro

Origin of sample: Sample courtesy of Puredistance

Amouage Fate Man – La irresistible fuerza de Fate

imagen: Wikimedia.org artista: Jacob Matham? "Las tres parcas", 1587

imagen: Wikimedia.org    artista: Jacob Matham?    “Las tres parcas”, 1587

Decidimos que nuestra amiga Melina sería la persona adecuada para reseñar el último lanzamiento masculino de Amouage. Melina -que conoce una cosita o dos sobre hado y destino- es una conversa de la casa Omaní desde aquella fatídica tarde en que la alentamos a olisquear algunas de nuestras botellas.

La muestra que se empleó para esta reseña fue obtenida en la boutique  Amouage en Dubai.

Amouage Fate Man – La irresistible fuerza de Fate

Los griegos hablaban del katarche, ese momento primigenio, del comienzo de todo y de cada una de las empresas humanas. Los astrólogos helenísticos y los posteriores se concentraban en ese principio para identificar los tiempos auspiciosos para iniciar un viaje, una siembra, un negocio, un matrimonio. Una aparente contradicción en términos: querer elegir algo dentro de un orden cósmico establecido, tratar de dominar un momento dentro de un tiempo que se rige por normas matemáticas, donde una gran estructura celeste nos expulsa de la participación humana. En ese complejo debate se inscribe la cuestión del destino y del sino, que es una traducción más acertada para el término fate. Necesitamos ser dueños de nuestro futuro, pero hay una vorágine que parece vapulearnos a su antojo. En esta rueda de la fortuna de naturaleza impredecible, se inscribe el Fate Man de nuestra adorada maison Amouage, con una resolución sorprendentemente optimista de la paradoja del libre albedrío y el destino.

Fate abre de manera dulcemente embriagadora, hasta picante, con ajenjo amargo y dulce, cítrica mandarina, comino, jengibre y azafrán. A pesar de la potencia de la fragancia, no es invasiva, sugiere más bien algo más íntimo que un secreto, un viaje individual al encuentro con un adivino, con su misterio y su peligro. Eran también los griegos quienes castigaban a los hombres por el pecado de hybris, el de creerse más grandes que los dioses, y hay mucho de hybris en querer escudriñar el futuro. Por eso Fate es un perfume para los valientes y los arriesgados, como siempre propone Amouage. Las notas medias son el clásico incienso de la casa, immortelle y una rosa que genera un gran confort, dentro del exotismo de la fragancia… Una sensación de control después de la explosión aromática del comienzo, la idea de que por fin somos dueños de algo de lo que nos toca transitar. Fate termina otra vez dulce, ahora sobre una base de sándalo y algo de regaliz… Un final feliz después de la incertidumbre de la máquina del Destino, la comprensión de que estamos inmersos en un viaje que dominamos poco, pero que nos es familiar y por momentos hasta feliz, que el katarche es el comienzo, pero también el tiempo preciso y purificador para poner en marcha nuestros deseos.

Por supuesto, Fate tiene una longevidad extraordinaria, a mi modo de ver es el más acabado de los perfumes de Amouage en ese sentido. Es un perfume que se sostiene durante todo el día de manera cómoda, cambiando en sus notas y acompañándonos cálidamente. Por otra parte, me da la impresión de ser uno de los perfumes más “occidentales” de la maison… Siento algo muy reconocible en su obvio exotismo, es quizás esa fuerza irresistible del destino, una experiencia tan humana y tan privada, tan magnética y tan irremediablemente imparable.

Melina Graves

foto: Amouage.com

foto: Amouage.com

Amouage Fate Man – The irresistible force of Fate

We decided our friend Melina would be the right person to review the latest masculine release from  AmouageMelina -who knows a thing or two about fate and destiny- became a convert of the Omani house on that fateful (no pun intended) evening when we urged her to smell some of our bottles.

The sample used for this review was obtained at the Amouage boutique in Dubai.

Amouage Fate Man – The irresistible force of Fate

The Ancient Greek spoke of katarche, that primal moment when everything begins, and when each one of our human ventures take off. The Hellenistic astrologers, and the ones that later followed, focused on that starting point in order to identify the auspicious time to begin a journey, a sowing, a business, a marriage. A sort of contradiction in terms: the desire to choose something that is constrained by mathematical rules, where a giant celestial structure casts us away from human participation. It is this complex debate, between destiny and fate: we need to own our future, but there is a maelstrom that beats us to its liking. In this wheel of fortune of unpredictable nature, comes Fate Man, from our beloved maison Amouage, to solve the issue of free will and destiny with a surprising optimism.

Fate Man opens in a sweet and intoxicating way, almost spicy, with bitter sweet absinth, citrusy mandarin, cumin, ginger and saffron. In spite of the power ingredients of the fragrance, it is not invasive. On the contrary, it suggests something more intimate than a secret, an individual journey to meet a clairvoyant, with its mystery and danger.

The Greek also punished men for the sin of hybris, to believe oneself greater than the gods. And there is a great deal of hybris when we try to scrutinize the future. That is why Fate is a perfume for the brave and the daring, as it is (almost) always the case with Amouage. The middle notes are the classic frankincense of the house, everlasting flower and a rose that creates an atmosphere of comfort, within the exoticism of the fragrance… A sense of control after the aromatic explosion of the beginning, the idea of being the owners, at long last, of part of the journey that has been laid out for us. Fate Man finishes again sweet, now on a base of sandalwood and liquorice… A happy ending after the uncertainty of the Machine of Destiny, the understanding of us being immersed in a trip that we can´t dominate, but that is familiar to us, and sometimes even pleasant. The katarché is the beginning, but also the right and purifying time to put our desires into motion.

Naturally, Fate has an outstanding longevity. In my opinion it is the most accomplished Amouage perfume in that sense. Fate is a fragrance that accompanies us throughout the day in a comfortable way, changing its notes with a warm rhythm. Moreover, I have the feeling this is one of the most “Westernized” perfumes of the maison… There is something very recognizable in its obvious exoticism. It is, perhaps, that irresistible force of fate, an experience so human and so private, so magnetic and so irremediably unstoppable.

Melina Graves

Mikmoi Aldwych – “Verde que te quiero verde”

foto: Picsofflowers.blogspot.com

foto: Picsofflowers.blogspot.com

Uno de los más placenteros hallazgos en el reciente Artisan Fragrance Salon de San Francisco fue Mikmoi. Cuando me acerqué a su puesto y ví la disposición de cada botella de perfume en su propia especie de altar… me conmovió. Cada detalle tenía una correspondencia con alguna idea que había inspirado la creación de cada uno de los jugos.

Michael Coyle (conocido como Mik) es el nariz y el espíritu detrás de la marca. Lanzó recientemente su colección compuesta por cuatro fragancias bajo el lema “La individualidad es una pasión que inspira”. Ciertamente, él es un viajero global, un amante de la cocina y un entusiasta de la diversidad de culturas, de lenguajes y de perspectivas.

La línea de García Lorca citada en el título (*) aplica perfectamente a uno de mis Mikmoi favoritos: Aldwych. Es un eau de parfum inspirado en el clavel verde que Oscar Wilde solía llevar en la solapa a modo de boutonnière.

Una neblina verde de ajenjo dió una licorosa y salada (pareciera ser calone) bienvenida a mi nariz. Luego un seco aroma de clavel y una dulce lavanda florecieron lentamente. Pinceladas suaves de patchouli otorgan consistencia y completan una perfecta masculinidad dandy.

Esta es una hermosa fragancia para hombres y mujeres que desean llevar algo elegante, sutilmente diferente… y verde.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de Mik Coyle.

(*)”Romance sonámbulo” (de Romancero Gitano, 1928)

foto: Urbandesign.tfl.gov.uk

foto: Urbandesign.tfl.gov.uk

Mikmoi Aldwych – “Green, how I want you, green”

One of the most pleasant lines I found at the recent SF Artisan Fragrance Salon was Mikmoi. When I approached its stand and saw the disposition of every perfume bottle in its own kind of altar… I was deeply moved. Each detail has a correspondence with the idea that inspired the creation of each juice.

Michael Coyle (aka Mik) is the nose and the spirit behind the brand. He has recently launched his collection which consists of four perfumes under the motto “Individuality is a Passion that inspires”. Indeed, he is a world traveler, a cuisine lover and an enthusiast of diversity of cultures, languages and perspectives.

The Garcia Lorca line quoted (*) in the title can be applied to one of my favorite Mikmoi creation: Aldwych. It’s an eau de parfum inspired by the green carnation that Oscar Wilde used to wear like a boutonnière.

A green fog of absinthe gave a liquorous and salty (it smells like calone) welcome to my nose. Then, a dry scent of carnation and sweet lavender bloomed slowly. Some hints of patchouli provide consistence and complete a perfect dandy masculinity.

This is a beautiful fragrance for men and women who want to wear something elegant, subtly different… and green.

Virginia

Origin of sample: sample courtesy of Mik Coyle.

(*)”Romance sonámbulo” (from Romancero Gitano, 1928)

foto: Mikmoi.com

foto: Mikmoi.com

Ineke Perfumer Hothouse Flower – Una dulzura diferente

foto: Fotografia101.com

foto: Fotografia101.com

Ineke Rühland es una perfumista que se ha nutrido en diferentes países y de diversas fuentes. Nació en Canadá pero después se mudó a Europa para estudiar perfumería. Varios años después ella funda su propia marca en Estados Unidos (en San Francisco, California): Ineke Perfumer.

He tenido el placer de conocerla tanto a ella como a sus fragancias en el último Artisan Fragrance Salon. Así que me ofreció un blotter perfumado con su más reciente creación: Hothouse Flower (2012).

Se trata de un solifloral de gardenia con una apertura de hojas verdes, fresca, chispeante y transparente. Una nota de earl grey agrega un matiz astringente y tibio. Ciertos destellos de ajenjo hacen que vengan a mi mente ciertas reminiscencias de una humeante taza de té, específicamente de un blend floral.

En el medio de este eau de parfum hay una particular y empalagosa dulzura de higo mezclado con el áspero acento de arveja fresca del gálbano. Entonces arriba una diferente clase de dulzura: la nota de barbas de choclo (corn silk). No sé si se trata del nombre del ingrediente real o es sólo el descriptor, pero brinda una fabulosa transición hacia la perdurable base de guayaco almizclado.

Hothouse Flower es fresco pero intenso, un floral blanco sin ninguna conexión con jazmines ni tuberosas. Tiene tanta proyección (y sillage) como (invita a la)  introspección, y goza de una excelente fijación en la piel.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de Ineke Perfumer. 

foto: Bgfons.com

foto: Bgfons.com

Ineke Perfumer Hothouse Flower – A different kind of sweetness

Ineke Rühland is a perfumer who has taken nourishment from different sources and different countries. She was born and educated in Canada but then she moved to Europe to study perfumery. Several years later she founded her own brand in the U.S. (San Francisco, California): Ineke Perfumer.

I’ve had the pleasure of meeting her and sniffing her fragrances at the latest Artisan Fragrance Salon. It was there that she offered me a paper strip scented with her last creation, Hothouse Flower (2012).

It’s all about a gardenia soliflore with a fresh sparkling and translucent opening of green leaves. An earl grey tea note adds an astringent and warm hue. Hints of absinthe help to lead my mind toward memories of a steaming cup of some floral blend tea.

In the middle of this eau de parfum there is a particular cloying sweetness of fig mixed with the rough green pea accent of galbanum. And then arrives a different kind of sweetness: corn silk note. I don’t know if it is the real ingredient or just a descriptor word, but it brings a fabulous transition to a lasting musky- guaiac base.

Hothouse Flower is fresh but intense, a white floral without any jasmine or tuberose connections. It has as much projection (and sillage) as (it invites to) introspection and it has excellent longevity on the skin.

Virginia

Origin of sample: courtesy of Ineke Perfumer.

foto: Ineke.com

foto: Ineke.com

Parfumerie Générale Drama Nuuï – Los jazmines de toda una vida

foto: Fragrantica.com

foto: Fragrantica.com

Parfumerie Générale también rotula a sus perfumes con números, por lo que Drama Nuuï también es designado como PG 23. Creación del perfumista fundador de la maisonPierre Guillaume, fue lanzado en 2008 casi como una alabanza a los jazmines.

Es un floral blanco y no se anda con vueltas. Comienza con notas verdes de petitgrain, e instantes después de su aplicación explotan destellos indólicos que se suavizan rápidamente. El jazmín que se percibe es tan patente como si estuviéramos adhiriendo nuestra nariz al centro de una flor de jazmín en su mayor esplendor de perfumación.

Se torna ambarada, ligeramente medicinal y amarga, gracias a la artemisa o ajenjo. Ese dejo anisado característico lo empieza a convertir en una sensación tan luminosa como apetecible, provocando una impresión que llamaré -¡ojalá se entienda!- “olor pastel” (así como los colores pastel, pero en el registro olfativo).

Cuando se lucen las notas de base, me invaden los recuerdos de todos los jazmines que he olido en la vida. Y no puedo menos que agradecer la gracia que añaden las especias,  la suave madera de sándalo y las maderas de Gaïac, pues -fundidas con el almizcle- regalan diversas facetas del jazmín : aireado, cálido, cremoso, mullido, jabonoso, “amielado”, ahumado…

Aquellos amantes de los jazmines todos -tal como yo- no deberían dejar pasar cualquier oportunidad que se presente de probar Drama Nuuï. Puede ser un dulce camino de ida.

Origen de la muestra: cortesía de Perfumerías Nadia (Madrid, España).

Virginia

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 05/04/12.

foto: Viveronet.com.ar

foto: Viveronet.com.ar