Tag Archives: naranja – orange

Hermès Eau de Pamplemousse Rose – Tarde meditabunda de verano

"El almuerzo" de Claude Monet - circa 1874 (Imagen: Wallcoo.net)

imagen: Wallcoo.net   “El almuerzo”  artista: Claude Monet – circa 1874

En todas las familias hay alguien con un carácter especial, que no suele congeniar con cualquiera así como así. Lo mismo sucede en la familia de los cítricos, donde los más “sociables” (limón, naranja, bergamota y mandarina) aparecen en la mayoría de las fragancias. Pero hay alguien que se aleja de lo chispeante y dulce. Sino que es particularmente serio, amargo e imponente: el pomelo.

Aunque este fruto tenga su “club de fans” a la hora de ser ingerido, usar un perfume que lo contenga como ingrediente destacado es una decisión que implica más que el simple “me gusta”. El pomelo transmite una serenidad meditabunda, introspectiva. Se impone en su amargor, tiene presencia firme pero nunca estridente (como la de algunos de sus parientes). El pomelo huele a una oscura sofisticación.

Jean-Claude Ellena -perfumista in house de Hermès le buscó la vuelta en Eau de Pamplemousse Rose. Envolvió al pomelo (y todo lo que implica) con el cuerpo cálido de la rosa y le insufló la dulzura cítrica de “su prima”, la naranja. Una sensación amaderada y de pimienta blanca dan cierta aspereza. La composición no busca disfrazar lo amargo, sino contrastarlo. El resultado es sumamente interesante. Pareciera evocar una arboleda en pleno verano, con chicharras de fondo y un calor que nubla la vista.

Este eau de toilette forma parte de la tríada Les Colognes -lanzada en 2009- junto con Eau de Gentiane Blanche y Eau d’Orange Verte.

Virginia

Origen de la muestra: obsequio de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 07/03/12.

foto: Fragrantica.com

foto: Fragrantica.com

 

Hermès Eau Des Merveilles – Inmensidad enfrascada

foto: Blog.guedalia.com

foto: Blog.guedalia.com

Este eau de toilette lanzado en 2004, tiene una mística atrapante. El frasco muestra un cielo estrellado y un horizonte definido por hipnóticas ondulaciones (¿el océano o médanos de arena?). Y al rociar la piel con esta poción maravillosa de Hermès –creada por Nathalie Feisthauer y Ralf Schwieger- el encanto no se hace esperar.

Una frescura inusual, sin clichés -que mezcla cítricos con madera seca de cedro– abre de una forma sumamente adictiva. Sale primero la efervescente naranja, a cuya explosión se suman las chispas de la rasposa pimienta. Después surge, cual estrella fugaz, un dulce toque empolvado y floral.

En ese momento que seguimos buscando con el olfato a ese brevísimo destello de alguna flor, el sugerente ámbar comienza a brindar su calidez resinosa. Como si fuera el cielo, el cedro sigue de fondo, atraviesa toda la composición. Durante horas queda el sello de Eau des Merveilles en la piel.

Lo que me resulta sumamente intrigante de esta obra unisex es cómo transmite la sensación de estar caminando sobre la arena tibia mientras observamos el anochecer con la brisa marina en el rostro. El fulgor del sol escondiéndose detrás del océano.

Virginia

Origen de la muestra: obsequio de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 29/03/12.

foto: Hermes.com

foto: Hermes.com

Oliver & Co. Vetiverus – Terciopelo otoñal

foto: Etsy.com Sitarafabricandtrims

foto: Etsy.com       Sitarafabricandtrims

El tiempo frío lentamente se está poniendo cómodo en el hemisferio sur. Los días son más cortos y la luz del sol hace pinta destellos dorados en los objetos y los árboles. Instintivamente abandono mis florales y cítricos frescos a favor de fragancias más cálidas que me hacen sentir arropada.

 Vetiverus huele más como una presencia humana que como un perfume. Esto puede sonar un poco perturbador al principio -¡hey! ¿quién anda ahí?-  pero luego de unos momentos parece fundirse con mi piel.

Naranja dulce y clavo de olor logran una salida vivaz que a muchos les recordará las celebraciones navideñas en el hemisferio norte. Estas notas alegres anuncian un corazón construido alrededor del osmanto, que exhibe exquisitamente las diferentes facetas de la flor (frutados matices de damasco, cuero).  Esta etapa es especialmente hermosa y delicadamente texturada.   Cistus y  estoraque suman su dulzor resinoso dotando a la mezcla de un reconfortante carácter balsámico.  El sillage puede ser discreto  (Vetiverus se comporta como un parfum de peau) pero la longevidad es excelente.

Encuentro promisorio, Vetiverus es el equivalente olfativo de un rendezvous sobre una mullida alfombra de piel (sintética para mí, por favor) junto a la chimenea. Íntimo, erótico, casi táctil, puede ser la compañía perfecta para una fría noche de otoño.

Caro

Origen de la muestra: Muestra gentileza de Oliver & Co.

Si quieren conocer al nariz detrás de la marca, pueden leer nuestra entrevista con Oliver Valverde aquí

foto: Oliverandco.es

foto: Oliverandco.es

Oliver & Co. Vetiverus – Autumnal velvet

Cold  weather is slowly making itself comfortable in the Southern Hemisphere.  Days are shorter and sunlight paints a golden gleam over objects and trees. I instinctively ditch my florals and fresh citrus in favor of warmer fragrances that make me feel cocooned. 

 Vetiverus smells more like a human presence than like a perfume. That may sound a bit disturbing at first -hey! who’s there?-  but after a few moments it melds into my skin.

Sweet orange and cloves make for a vivacious opening that will reminisce some of Christmas celebrations in the Northern Hemisphere. These joyful notes herald a heart built around osmanthus, which exquisitely showcases the different facets of the flower (fruity hints of apricot, leather). This stage is especially beautiful and delicately textured. Cistus and styrax add their resiny sweetness to the blend, infusing it with a soothing balsamic character.  Sillage may be discreet (Vetiverus behaves like a parfum de peau) but the longevity is excellent.

A promising encounter, Vetiverus is the olfactory equivalent to a rendesvouz by the fireplace on a plush fur rug (synthetic for me, please). Intimate, erotic, almost tactile, it can be the perfect company on a cold Autumn night

Caro

Origin of sample: Sample courtesy of Oliver & Co.

If you wish to know the nose behind the brand, you can read our interview with Oliver Valverde here

The Vagabond Prince Enchanted Forest – Oscuro y complejo solifloral

imagen: Wikipedia.org   "Noche en la víspera de Ivan Kupala" (1892)   artista: Henryk Siemiradzki

imagen: Wikipedia.org “Noche en la víspera de Ivan Kupala” (1892) artista: Henryk Siemiradzki

The Vagabond Prince es una flamante casa de perfumes independiente, radicada en Estados UnidosCalifornia y creada el año pasado por los fundadores de Fragrantica: Zoran Knezevic y Elena Knezhevich. Justamente fue Zoran quien me invitó a probar el primer lanzamiento de la marca, Enchanted Forest.

Este eau de parfum fue encomendado a Bertrand Duchaufour. Con Rusia como inspiración, sus vastos bosques, sus cuentos de hadas folklóricos y la fiesta de Ivan Kupala (fusión entre una celebración pre-cristiana del solsticio de verano y el Día de San Juan el Bautista) este perfumista encuentra los elementos que definen a la fragancia.

Duchaufour lo define como un solifloral de grosella negra (o cassis)  y celebra la oportunidad de haber podido construir una armonía olfativa exclusivamente en torno a ese fruto. Su labor fue el de esculpirlo y darle magnificencia, sin tener que recurrir a la tan trillada e indefinida mezcolanza de “frutos rojos”.

Pero “solifloral” no es sinónimo de lineal. En este caso, la creatividad del autor se luce en los juegos complejos que logra, exaltando diferentes aspectos del mismo objeto pero sin perder unicidad. En Enchanted Forest la unidad está dada por la oscuridad espesa y resinosa que la atraviesa. Y su complejidad reside en la paleta que hace a la estructura de la grosella negra, construida a partir de un extracto de brotes de grosellero, un absoluto y dos bases diferentes de grosella.

Es una fragancia enigmática y cautivante, por momentos embriaga (reminiscencias de ron y vino, pimienta rosa, aldehídos, madreselva, davana) y por otros llama al silencio introspectivo (romero, vetiver, semillas de coriandro ruso, espino blanco, musgo de roble, cedro, absoluto de bálsamo de abeto). Es, a la vez, el lado festivo de lo pagano y su contraparte solemne de los rituales cristianos tradicionales.

Virginia

Origen de la muestra: gentileza de la marca.

foto: Apivita.com

foto: Apivita.com

The Vagabond Prince Enchanted Forest – A dark and complex soliflore

The Vagabond Prince is a new independent perfume house based in California, U.S.A, which was created last year by the founders of Fragrantica: Zoran Knezevic and Elena Knezhevich. It was Zoran who invited me to test their first launch, Enchanted Forest.

This eau de parfum was entrusted to Bertrand Duchaufour. With Russia as inspiration, its vast forests and folk fairytales and the Ivan Kupala celebration (it’s a fusion between a pre-Christian summer solstice celebration and the Day of St. John the Baptist) the perfumer finds the nuances that delineate the fragrance.

Duchaufour defines it as a blackcurrant (or cassissoliflore and he celebrates the opportunity of being able to build an olfactive harmony exclusively around that fruit. His task was to sculpt and give it splendor, without having to resort to the usually trite and vague mixture of “red fruits”.

But “soliflore” is not synonymous of linear. In this case, the author’s creativity shines in the complex games that he mastered, highlighting different aspects of the same object without losing uniqueness. In Enchanted Forest unity is given by the thick and resinous darkness that runs through it. And its complexity lies on the palette that makes the structure of blackcurrant note, built from an extract of blackcurrant buds, an absolute and two more different bases.

It is an enigmatic and captivating fragrance, intoxicating at times (by hints of rum and wine, pink pepper, aldehydes, honeysuckle, davana). Some other times it becomes a call for an introspective silence (thanks to rosemary, vetiver, Russian coriander seeds, hawthorn, oakmoss, cedar, fir balsam absolute). It is, at once, the festive side of a pagan celebration and its counterpart, solemn traditional Christian rituals.

Virginia

Origin of the sample: vial courtesy of the brand.

foto: Thevagabondprince.com

foto: Vagabondprince.com

Fragonard Suivez-Moi – Irresistible invitación

foto: Zosimosbotanicals.com

foto: Zosimosbotanicals.com

Las composiciones perfumísticas que proponen el maridaje lavanda + vainilla son varias, pero no todas llegan a la armonía de Suivez-Moi (2009). Es un eau de toilette pensado para hombres por Fragonard, pero su dejo jabonoso unisex y fresco invita a ser usado por el sexo opuesto también. Con toda seguridad yo lo agregaría a nuestro Top 10  “Agua y jabón: 10 perfumes que no huelen a perfume”.

Bergamota y lavanda son las primera en salir al encuentro de nuestro olfato, seguidas de jugosas notas ácidas de naranja y transparencias de muguet o lirio del valle. Poco a poco la armonía comienza a tomar cuerpo, tiernamente, con un iris ambarado. El almizcle y la vainilla finales revisten a la fragancia con una intensidad dulce, como el jugo de un ananá maduro. Ese matiz frutado sobre la piel -con el correr de los minutos- me recuerda más y más al jabón.

Aunque no niego la tentación que tuve de darle un mordisco al dorso de mi propia muñeca mientras testeaba esta fragancia, creo que se trata de un gourmand frutado discreto. Tiene un parentesco muy cercano con Jersey (Chanel, Les Exclusifs) y Le Male (Jean Paul Gaultier). Pero Suivez-Moi es más cálido y orquestado que el primero, menos avainillado que el segundo… y el más irresistible de los tres.

Virginia

Origen de la muestra: regalo de un familiar.

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 19/06/12.

foto: Chroniquesdunebrune.com

foto: Chroniquesdunebrune.com