Tag Archives: almendra – almond

Hermès Hiris – Acuarela en azul

foto: Iride di Augusto Bianco www.biancoiride.it

foto: Iride di Augusto Bianco    www.biancoiride.it

Hiris fue creado por Olivia Giacobetti en 1999, algunos años antes de que Jean-Claude Ellena se convirtiera en el nariz in-house de Hermès.  Podría pasar horas elogiando el talento de la Srta. Giacobetti: sus perfumes son inteligentes y transmiten una sensibilidad inusual. A pesar de estar cargados de poesía, no son difusos sino, por el contrario, muy nítidos.

Buen ejemplo del delicado estilo de Giacobetti, Hiris es un retrato de la planta de iris en su totalidad, con rizoma y todo. Este retrato es una acuarela pintada en azules: pasteles, polvorosos y -por supuesto- transparentes. El otro iris de la casa, Iris Ukiyoé, creado por  Jean-Claude Ellena para la serie Hermessence, elige hacer zoom en la flor.

Los perfumes de iris pueden resultar glaciales y crueles (sí, No.19, te estoy hablando a vos) pero Hiris logra equilibrar temperaturas. Luego de una salida fría, cobra un carácter suave y mullido que lo hace parecer cálido incluso cuando no lo es en sentido estricto. Etéreo y limpio, Hiris señala la transición olfativa desde las raíces (ilustradas por zanahoria y ambrette) a la flor (neroli, rosa). Heno miel endulzan la mezcla que, con el paso del tiempo, se torna sutilmente jabonosa y atalcada. Discreto pero definido, resulta un maravilloso perfume para la oficina. Aunque no proyecta demasiado, la longevidad es excelente para un eau de toilette.

Hiris comparte ADN con I Love les Carottes, que Olivia Giacobetti hizo después para la marca orgánica Honoré des Pres usando sólo naturales. Les Carottes resulta más terroso y vegetal. Me gusta pensar que Hiris es una muchacha distinguida y Les Carottes, su prima bohemia.

Hiris ya no se distribuye de manera amplia en Argentina, aunque puede encontrarse por un precio muy razonable en la boutique Hermès de Avenida Alvear.

Nobleza obliga: pese a que los vendedores de Hermès tienen una reputación (a veces merecida) de ser descorteses y snobs, sólo guardo palabras de elogio para Miguel y Lorena en la tienda de Buenos Aires. Son entusiastas y  conocedores sobre perfumería,  lo que hace mucho más placentera la experiencia de comprar.

Caro

Origen de le muestra: Botella comprada en la boutique Hermès, Buenos Aires

foto: Usa.hermes.com

foto: Hermes.com

Hermès Hiris – Watercolor in blue

Hiris was created by Olivia Giacobetti in 1999, some years before Jean-Claude Ellena became Hermès in-house nose. I could praise Ms Giacobetti‘s talent for hours on end: her fragrances are intelligent and convey an unusual sensitivity. Despite being laden with poetry, they are not diffuse but, instead, very nitid.

A fine example of Giacobetti‘s delicate style, Hiris is a portrait of the whole iris plant, rhyzome and all. This portrait is a watercolor painted in shades of blue: pastel, dusty and -of course- transparent. The other iris from the house, Iris Ukiyoé, created by Jean-Claude Ellena for the Hermessence series, chooses to zoom into the flower.

Iris fragrances can seem icy and heartless (yes, No.19, I am talking to you) but Hiris manages to balance temperatures. After a cold opening, it acquires a soft and fluffy character that makes it appear warm, even if it is not so in a strict sense. Ethereal and clean, Hiris makes the olfactory transition from the roots (illustrated by carrot and ambrette) to the flower (neroli, rose). Hay and honey sweeten the blend wich, over the course of time, becomes subtly soapy and powdery. Discreet but with a definite presence, it makes for a wonderful office-fragrance. Although it doesn’t project far, the longevity is excellent for an eau de toilette.

Hiris shares its DNA with I Love les Carottes, which Olivia Giacobetti later did for organic house Honoré des Pres using only naturals. Les Carottes is earthier, more vegetal. I like to think Hiris is a well-bred girl and Les Carottes, her bohemian cousin.

Hiris is not widely distributed any longer in Argentina, but it can be found for a very reasonable price at the Hermès boutique on Avenida Alvear.

Noblesse oblige: while Hermès salespeople have a (sometimes well-deserved) reputation of being rude and snobbish, I only have words of praise for Miguel and Lorena at the Buenos Aires store. They are enthusiastic and knowledgeable about fragrance and that definitely makes for an agreeable shopping experience.

Caro

Origin of sample: Bottle purchased at the Hermès boutique, Buenos Aires

Tour olfativo constante – De flores e infusiones

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

Somos fanáticas de las flores tanto como de probar toda infusión que se nos cruce por delante. De hecho, cuando vivíamos las dos en Buenos Aires, cada encuentro era una oportunidad para descubrir algún té o blend floral nuevo.

La última vez que nos vimos el año pasado, compartimos un té de violetas. No hace falta aclarar que es nuestra infusión favorita ¿verdad?

Que disfruten de este  fin de semana ¡y prueben algún té nuevo!

Virginia y Caro

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

Continuous olfactory tour – Of flowers and infusions

We are big fans of flowers and we like to sample every infusion we stumble upon. Actually, when we both lived in Buenos Aires, each meeting was an opportunity to discover a new tea or floral blend.

Last year, during our last meeting -in person-, we shared violet tea. It is not necessary to mention that it is our favorite infusion, is it?

Enjoy the weekend and allow yourselves to try some new tea!

Virginia & Caro

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

foto: Virginia Blanco

L’Artisan Parfumeur Traversée Du Bosphore – Entre Oriente y Occidente

foto: Ifondos.net

foto: Ifondos.net

Bósforo significa estrecho. Es el canal que divide la ciudad turca de Estambul en una parte europea y otra asiática. Dicho así, cometeríamos el sacrilegio de hacer un reduccionismo de un fenómeno cultural sin par. Por eso, algunas veces, mejor es oler que hablar.

Los perfumistas viajan mucho, hacen una especie de geografía olfativa. Exploran buscando nuevos olores y vuelven con una historia. O mejor aún, con un mapa del lugar, pero que se lee con la nariz. El maestro Bertrand Duchaufour regresó de un viaje por Estambul con un eau de parfum en mente para L’Artisan Parfumeur. Se llamó Traversée Du Bosphore.

Catalogado como oriental, este perfume unisex es en realidad la condensación de dos culturas que conviven y se funden en una misma ciudad. Definido por la marca como “atrapado entre Oriente y Occidente”, abre con un tono semifrutal de manzana roja, adherido al azafrán, el cual continúa la línea dulce aportando una chispa especiada.

En el cuerpo, explota el polvoriento iris que potencia la aridez del azafrán. Se percibe una suave danza con nota de rosa, encauzando el recuerdo al olor de los labiales que usaban las abuelas. El compás comienza a marcarse con almendras y tabaco, los cuales son nada más que la dulce vestidura que envuelve una ineludible presencia del acorde cuero.

Sensualidad asiática, sensualidad europea; ambas terminan hablando el mismo idioma animálico y almizclado. La piel se enciende: se ha convertido en un dulce manjar turco.

Virginia

Origen de la muestra: regalo de un familiar

Nota: la versión original de esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 28/12/11.

foto: Luckyscent.com

foto: Luckyscent.com

Fragonard Fleur de Vanille – Un juego gourmand

foto: Aujardin.org

En el amplio menú de las eaux de toilette de la casa Fragonard, nos detenemos esta vez en una fragancia digna de ser ubicada en la sección de los ‘postres’: Fleur de Vanille.

De una sencillez magistral, entrelaza sus notas para ser degustadas y apreciadas lentamente, sin distinción de género. Al sólo olfato y, se percibe en el aire un acorde perfecto de vainilla, entre polvorosa y ligeramente licorosa. En ese instante, las glándulas salivales comienzan a trabajar y ya no hay vuelta atrás.

El impulso de aplicarlo sobre la piel es irresistible. Luego de sucumbir ante tal poderosa tentación, nos despista un guiño de almendra amarga. Entonces parece que surge la vainilla, pero es una falsa alarma: en realidad era un agrio caramelo de benjuí. Evidentemente, la vainilla está jugando a las escondidas con nosotros.

Otra falsa pista: el cálido y dulce chocolate con leche, que trae de vuelta al caramelo pero esta vez recubierto con ylang-ylang. Por fin, dejamos de hurgar minuciosamente en el ‘plato de postre’ y, antes de rendirnos, ¡voilá!… todo cierra olfativamente. ¡Piedra libre para la vainilla que está detrás de este delicioso manjar!

Virginia

Origen de la muestra: obsequio de un familiar.

Nota: esta reseña fue publicada en el blog Notas & Acordes el 30/11/11.

foto: Fragonard.com

Carner Barcelona Tardes – Ocio en una tarde de verano

foto: Tried-and-true.com

Tardes -compuesto por la nariz Daniela Andrier para Carner Barcelona– es una fragancia tan reconfortante y serena como la jornada de verano que intenta evocar.   Creo que sería difícil llevarla a la par que se realiza alguna actividad productiva, a excepción del disfrute de los placeres simples de la vida. Envolvente, protectora y relajada, es ideal para holgazanear en una tarde de domingo.

Una efímera salida de geraniorosa búlgara se endulza pronto con la adición de almendras y ciruela. Todo este dulzor se ve inteligentemente equilibrado con el carácter seco del palo rosa, cedro y apio. A no temer: no huele a crudités; el aroma es más similar al de las semillas del apio que a sus tallos.

El fondo de heliotropoalmizcle y tonka es irresistiblemente tierno. Es en la base donde Tardes comparte un cierto aire con Louve, de Serge Lutens (sin la pesada nota de jarabe de cereza) y con Teint de Neige, de Lorenzo Villoresi (aunque, por supuesto, mucho menos empolvado). Rara vez podemos resistir la  combinación heliotropo/almendra y Tardes no es la excepción: la mezcla retiene una cualidad aireada y su dulzor almendrado nunca llega a empalagar.  

Agrada especialmente en días nublados -para conjurar los rayos del sol- o simplemente cuando se necesita un persistente abrazo extra. 

Caro

Origen de la muestra: Gentileza de Perfumería Nadia, Madrid

foto: Nadiaperfumeria.com

Carner Barcelona Tardes – Summer afternoon leisure

Tardes -composed by nose Daniela Andrier for Carner Barcelona– is a fragrance as comforting and serene as the sunny Summer day it is meant to evoke.   I think I would have a hard time wearing it to any productive activity, except for the enjoyment of life’s simple pleasures: enveloping, cocooning and relaxed, it is ideal for lazying out on a Sunday afternoon.

An ephemeral opening of geranium and Bulgarian rose soon gets sweeter with the addition of almonds and plum. All this sweetness is cleverly balanced by the dryness provided by rosewood, cedarwood and celery. Fret not: it doesn’t smell like crudités; the scent is more reminiscent of celery seeds than stalks.

The drydown of heliotrope, musk and tonka bean is irresistibly cuddly. It is in the base where Tardes shares a certain vibe with Serge Lutens Louve (minus the heavy cherry syrup note) and with Lorenzo Villoresi Teint de Neige (but, of course, much less powdery). I can rarely resist the heliotrope/almond pairing and Tardes is no exception: the blend retains an airy quality and its almondy sweetness never becomes cloying. 

I especially love it on cloudy days -as a means to conjure sunshine- or when I just need a persistent extra hug.

Caro

Origin of sample: Courtesy of Perfumería Nadia, Madrid